lunes, 31 de enero de 2011

Cake salado de calabaza con chicharrones


Lo mío con los chicharrones no tiene nombre, me encantan, me fascinan y quedan de maravilla en mis caderas, jajajajaja, y yo intentando hacer dieta sabéis?. El caso es que éste pastel lo preparé ya hace algunos meses, unas amigas a las que quiero con locura, pasaron por aquí y me regalaron unos deliciosos chicharrones de contrabando jajajaja , y claro, me faltó tiempo para usarlos no fuese que se hubieran enterado en la frontera y vinieran a buscarlos y comérselos ellos ( porque mucho prohibir según que productos, y luego cuando lo requisan me gustaría verlos por la mirilla de la puerta  y comprobar como el sargento se lleva la paletilla ibérica y el pringao el fuet y luego montando una fiesta en sus casas  jajajajajaja)!!!! . A mí personalmente me gustó muchísimo, pero a mi marido que el tema pudding como que no le gusta demasiado se lo comió pero sin frotarse la manos como cuando algo le encanta, es más, me preguntó si los había usado todos o aún quedaban algunos para hacer esa coca de chicharrones que hace que los fríos se aguanten muchísimo mejor! Pero aunque a él no le gustara en exceso, repito que a mí me encantó, con una ensalada, os resuelve una cena  la mar de maja.
Menudo tiempo estamos teniendo no??? Mucha nieve no es que tengamos por aquí, pero la niebla que no levanta en días acaba con la poca alegría que tengo, me hunde este tiempo, no ver el sol, gastando electricidad por un tubo con la luz encendida todo el día  , como que acaba con la poca energía que tengo, y además  acentúa mucho más ese tono blanco nuclear de mi cuerpo, jajajajajaja, yo no necesito el oxi action ese para potenciar el blanco extremo que anuncian en la tele, sólo os digo que  para verme se necesitan gafas de sol con ultra protección, peor que mirar la blanca nieve jaajajajaja!!!!!!! Es que se me quitan las ganas de todo, estoy bien desmotivada, ni ganas de publicar ni de nada la verdad, incluso se me pasó por la cabeza cerrar el blog durante un tiempo, suerte que las personas que me quieren me han hecho cambiar de opinión, y pienso seguir al pie de la letra sus consejos, voy a publicar cuando me apetezca, sin obligaciones, sin ataduras, sin límite de tiempo por si no llego a ésto o aquello otro. Cuando comencé con ésto del blog, me dije a mí misma que lo hacía para desconectar, tener mi tiempo, mi espacio y sobretodo para disfrutar con lo que más me gusta que es cocinar, pero últimamente,  es que no llego a nada, y antes de que suponga una obligación, prefiero poner el freno de mano, respirar hondo y tomármelo con mucha calma. Así que si no paso por vuestros blogs con la asiduidad que debería, no os lo toméis mal por favor, iré en cuanto el sol vuelva a cargarme las pilas jajajaja, noooooo que seguiré visitándoos a todos y aprendiendo un montón como siempre!!!!


INGREDIENTES


* 400g calabaza


* 50g harina blanca


* 50g mantequilla


* 150g chicharrones de cerdo


* 3 huevos


* 3 cucharadas de piñones


* 100ml leche


* sal y pimienta


ELABORACIÓN


1.Pre- calentar el horno a 200°C. Pelar, despepitar y cortar en dados la calabaza, ponerla a cocer salpimentada durante 30 minutos, escurrir y reservar. Poner los piñones en remojo con agua fría durante 15 minutos.


2. Triturar la calabaza. Fundir la mantequilla, dejar entibiar y mezclarla en un bol con los huevos, batir hasta que la mezcla doble el volumen y se vuelva espumosa. Unir el puré de calabaza, mezclar bien y añadir la leche y  la harina tamizada. Unir los chicharrones troceados, salpimentar la mezcla y verterla en un molde de cake forrado previamente. Espolvorear los piñones previamente escurridos y hornear durante 45 minutos. Servir templado.


Es fácil, con productos de otoño-invierno y diferente. Receta extraída de la revista Lecturas. Qué os aproveche!!!  

jueves, 20 de enero de 2011

Panecillos de albaricoques secos, almendras y vainilla - Al Olor del Pan


No se podrá quejar blogger eh? dije que publicaría cada cuatro días y aquí estoy de nuevo. Y encima es para aportar otra receta con amigas, ya estamos aquí las panaderas del grupo de Al Olor del Pan para ambientar los blogs con el agradable olor que desprenden nuestros hornos al ponernos con la receta mensual. Llevo unos días un poquito baja de moral, supongo que mucho tiene que ver que tengo a mi familia afectada con la gripe de la alcachofa o de los patos, o del tomate....ya he perdido la cuenta de lo que tenemos jajajajajaja, pero si por algo encuentro energías aunque sea debajo de las piedras, es para meterme en la cocina y ponerme a amasar, es que es algo que me encanta!!! Y esta receta prometía desde el segundo uno en el que me puse con su elaboración.

 La encargada de elegir este mes ha sido Sílvia y  seguimos con el libro de X. Barriga, cada vez nos quedan menos por hacer!!!!! Hemos superado el récord de espera para atacarlos entre que salen del horno y se medio enfrían, esta vez el poder del olorcito era tan fuerte que  tenía a mis hijos como animales de presa sobre los panecillos soplando para hincarles el diente!!!! No os puedo decir si duran muchos días, no llegaron a medio día en la cocina, jajajajaja, pero eso es un gran indicativo de lo deliciosos que estaban!!!! No se tarda practicamente nada en hacerlos, y con estos fríos que se han instalado por estas tierras, con un buen cafelito, té o chocolate calentito saben a gloria bendita!!!! No os olvidéis de ver los panecillos de mis amgias Paula, Laura y Sílvia.!!!!!! 


INGREDIENTES

* 500g harina de fuerza

*10g sal

* 300ml de agua

*10g levadura fresca de panadero

* 50g harina de almendra tostada

* 50g albaricoques secos cortado en daditos

* unas gotas de extracto de vainilla

* almendras laminadas

* azúcar glass


ELABORACIÓN

1. En un bol amplio mezclar la harina, sal, harina de almendra, vainilla, levadura y el agua a temperatura ambiente, ir mezclando hasta integrar todos los ingredientes, en éste punto unir los albaricoques cortado en daditos. Dar forma de bola a la masa y dejarla reposar en un bol untado ligeramente con aceite durante 10 minutos cubierto con un trapo limpio y seco. Transcurrido el tiempo, amasar durante 15 segundos y volver a dejarlo en el bol en forma de bola otros diez minutos más. Repetirlo otras dos veces más, a la tercera, dejar reposar la masa tapada con el trapo limpio y seco en un lugar sin corrientes 45 minutos.

2. Cortar porciones de 80 gramos cada una y formar bollos bien redondeados. Pintar con leche o agua y rebozarlos en las almendras laminadas. Colocarlos en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y dejarlos tapados con un trapo limpio y seco durante 1 hora.

3. Pre-calentar el horno a 250°C , al meter los panecillos bajarlo a 210°C, rociar las paredes y base del horno con un spray de agua para generar vapor, cocerlos unos 15 minutos o hasta que estén dorados, Una vez fríos, espolvorear con azúcar glass.


Salen unos 10 panecillos, de los cuales sólo pude rescatar tres para la sesión fotográfica!!! Qué os aproveche!!!!!

lunes, 17 de enero de 2011

Red Velvet Cake y Las Cooking Challenge!!!!!


Qué cortas son las vacaciones verdad?? Cuando empiezas a cogerle el gustillo, va y te ves de nuevo de vuelta. Para mi ahora viene lo peorcito, el frío ( aunque tengo que decir que este 2011 ha empezado con unas temperaturas la mar de primaverales!),las horas de luz son menos, en cuanto menos te lo esperas, ya es de noche, y móntatelo para hacer fotos vistosas jajajajaja, estoy barajando la posibilidad de comprarme un gorro de minero, de esos que llevan el foco incrustados en la visera, entonces no se quién quedaría mejor ,si  la comida o yo jajajajajaja seguro que más de uno y una se partiría de risa viéndome con esas pintas!!!!! Mi marido dice que desde que tengo el blog ha descubierto que soy contorsionista, jajajajaja, dice que pongo cada posturita fotografiando que ni las acróbatas  del Cirque du Soleil!!!!!!! Con una mano aguanto la tarta, con la otra la cámara, con el pie arrastro mi caja de luz y con la otra pierna acerco la lámpara , y encima tengo tiempo de dar forma al pan, meter el pescado en el horno y poner la mesa...quién da más????!!!!!! jajajajajajajajaja. Me dejaré de chorradas varias para centrarme en otras jajajajajaja, menuda la tarta que nos propuso Ly para la nueva entrega de las Coking Challenge!!!!


Es el típico pastel que llama la atención cuando lo ves en esas revistas americanas con esas espectaculares fotos, pero que por otra parte te tira para atrás cuando ves la cantidad de colorante que lleva. Desde que la vi por primera vez, mi mente empezó a especular sobre el origen de la tarta, y esta es la historia que me monté en mi cabeza para dar respuesta al porqué de ese color rojo del bizcocho, os cuento, resulta que una vez en una de esas hermosas y gigantescas cocinas de un famoso restaurante americano, un chef pastelero estaba preparando el encargo de una familia adinerada de la ciudad de Massachufis que quería celebrar el paso de niña a mujer de uno de sus miembros, al ver la foto de la homenajeada, se llevó tal susto que sin querer se llevó medio dedo al cortar la mantequilla que estaba poniendo en el bizcocho, aquello fue un desastre la verdad, pero no había tiempo para hacer otra cosa, así que después de sacar la falange perdida y parte de la uña, lo metió en el horno, lo adornó con un frosting blanco por eso de la gama de colores en la cocina y el contraste y nació el pastel Red Velvet. Creéis que wikipedia me comprará la historia????? jajajajajaja, me da que no!!!!!





Fuera cual fuera la historia, este reto me ha encantado, lo he hecho con una amiga, con M°Jose, es el colmo de las cookings, cocinar una propuesta mensual y juntas, en la misma cocina!!!! Lo más gracioso, es que parece que hemos nacido para trabajar en equipo, parecía que estábamos programadas, mientras una montaba la mantequilla con el azúcar, la otra hacia el buttermilk, y pesaba el resto de ingredientes, y todo sin decirnos nada jajajajajajaja, que tenemos que montar un negocio juntas!!!!!!! Nos lo pasamos de maravilla, nos reímos un montón y me parece que las dos llegamos a la misma conclusión, el pastel tiene un corte y una presencia preciosa, pero el sabor nos decepcionó . Y el problema fue el colorante, un consejo os doy, usar un colorante alimenticio sin sabor, si no es como rechupetear la barandilla de cualquier obra que estén haciendo en vuestra ciudad!!!! Hierro puro!!!!  En un principio pensamos que si sobraba tarta haríamos unas chocobolas, son un bocado la mar de bueno siempre y cuando el bizcocho no os sepa a hierro jajajaja,  pero entre lo que regalamos y las ganas de charlar y reír lo dejamos para otra ocasión. Siempre me cuesta mucho decidirme sobre que fotos poner, y no sé si por la apatía que siento en estos días, aún tengo menos poder de decisión, así que sintiéndolo en el alma, vais a sufrir un bombardeo exagerado de fotos, se siente!!!!!!! La receta es de Joy of baking.


Como siempre os digo, sería un pecado perderos las maravillosas tartas de mis amigas las cookings, Maragda, Mercè, Núria, Ly, Rosa, M°Jose y Lourdes!!!!!! Vamos a teñir los blogs de rojo aterciopelado !!!!!!!!


INGREDIENTES

*250g de harina blanca de repostería

* 1/2 cucharadita de sal

* 15g de cacao en polvo

* 113g de mantequilla

* 300g azúcar

* 2 huevos grandes

* 240ml buttermilk

* 1 cucharadita de extracto  de vainilla

* 2 cucharadas de colorante  alimentario líquido rojo

* 1 cucharadita de vinagre blanco

* 1 cucharadita de bicarbonato

Frosting

* 227g de queso crema ( tipo philadelphia)

* 227g queso mascarpone

* 1 cucharadita de extracto de vainilla

* 360ml de nata para montar

* 115g de azúcar glass

* coco rallado teñido de rojo

ELABORACIÓN

1. Pre-calentar el horno a 175°C. Encamisar dos moldes redondos iguales, o uno alto y reservar. Mezclar en un bol la harina, sal y cacao . Reservar.

2.  Batir la mantequilla hasta que esté blanda, unir el azúcar , mezclar hasta integrarla completamente e ir uniendo a la masa los huevos de uno en uno y el extracto de vainilla. Mientras, mezclar el buttermilk ( si no tenemos podemos mezclar leche con una cucharadita de zumo de limón) con el colorante. Ir añadiendo a la masa de la mantequilla de manera alternativa la mezcla de harina y buttermilk  hasta terminar con las preparaciones. En un vaso mezclar el vinagre con el bicarbonato, incorporar rápidamente a la masa, y repartir el resultado en los dos moldes o en uno nivelando la superficie con una espátula. Hornear 25-30 minutos, estará listo cuando al insertar un palillo éste salga limpio. Dejar enfriar, envolver en papel film y meter en la nevera como mínimo una hora ( mejor toda la noche). Eso nos facilitará cortar cada bizcocho en dos y extender el frosting.


3. Frosting, mezclar los dos tipos de queso hasta obtener una crema, unir el azúcar y el extracto de vainilla, montar la nata e ir incorporándola hasta obtener una crema con el espesor deseado. 

4. En el plato de presentación que deseemos, colocar una plancha de bizcocho, untar una parte de la crema de queso, cubrir con otra plancha de bizcocho , relleno y así tres plantas más, untar con la crema la parte superior y los laterales de la tarta. Espolvorear con el coco rallado.


Es una tarta perfecta como fin de fiesta, tiene un corte espectacular, y siempre y cuando compréis un colorante sin sabor, estoy segurísima que os encantará, para mí lo mejor, el frosting, es delicioso, el toque del mascarpone no tiene precio. Qué os aproveche!!!!!


Related Posts with Thumbnails