lunes, 29 de junio de 2009

Banoffee Pie


Hoy es el cumpleaños de mi hijo Marc, cumple nada más y nada menos que 8 años. ¡ Madre mía como pasa el tiempo!, parece que fue ayer cuando bajaba en avión de 8 meses y mi marido me decía que empujara para conseguir el pasaporte apátrida ( un pasaporte internacional y vuelos gratis para toda la vida,jaja o al menos eso era lo que creíamos) ya que nadie en facturación se había dado cuenta que estaba en tan avanzado estado de gestación y no me hicieron firmar el famoso papelito con el que se eximen de cualquier responsabilidad en el caso de parir en pleno vuelo,jaja. En fin, que el niño nació en el hospital y con su nacionalidad española, bueno como dice mi marido catalana. Para celebrar éste día tan especial, siempre el cumpleañero elige que quiere comer y que postre prefiere, y como no, para no perder la costumbre me ha pedido Banoffee Pie. Esta receta me costó, tropecientas mil tortillas de patatas a cambio, resulta que cuando vivía en Inglaterra, teníamos una amiga que estaba enamorada de las tortillas pero no las hacía nunca porque no soportaba el olor a frito en su casa ( remilgadita la niña). Así que como mi marido estaba alucinado con éste pastel, pues hicimos intercambio. Realmente nunca supe si es inglés o americano, pero fuera cual fuese su origen, está buenísimo. Tiene calorías para parar un tren, pero lo de siempre, un trocito no hace daño a nadie. La primera vez que lo probé, fue en un restaurante en Dorking ( el pueblo donde vivíamos), en medio de la campiña inglesa, en medio de la nada, estaba en un sitio idílico, con un lagito enfrente y lleno de caminantes, ya que para llegar tenías que caminar un buen trecho, pero realmente valía la pena. Desde entonces lo he preparado muchísimas veces y siempre con mucho éxito.
¡ Muchas felicidades Marc, y que cumplas muchísimos más!

Ingredientes

*Un bote mediano de leche condensada (400g)
* un paquete de galletas Digestive
*75gr mantequilla
*6 plátanos grandes
*250gr nata
* chocolate negro de cobertura
* 6 hojas de gelatina

Elaboración

1.Cocer el bote de leche condensada sin abrir, cubierto completamente de agua y sin abrir por 2 horas. Reservar y enfriar
2. Triturar las galletas y mezclar con la mantequilla fundida. Forrar la base y las paredes del molde con la mezcla de galletas. Yo uso un molde de 23cm .
3. Pelar y laminar el plátano y cubrir la base de galletas, sólo una capa.
4. En un bol con agua fría humedecer las hojas de gelatina. Calentar un poco de agua y añadir las hojas de gelatina escurridas para deshacerlas.
5.En el vaso de la trituradora colocar los 4 plátanos, la leche condensada cocida y el agua con la gelatina. Triturar y colocar sobre el molde. Cubrir con papel film y a la nevera, mínimo 2 horas. Normalmente yo lo hago el día anterior y lo dejo toda la noche en la nevera.
6. Montar la nata (yo no le pongo azúcar) y cubrir el pastel. Esparcir el chocolate por encima y servir.

Todos aquellos que os encontréis en plena operación bikini, os lo recomiendo una vez ya tengáis la figura que deseáis, porque es una bomba calórica, pero está de bueno..... Sólo hay que mirar el corte para imaginarte como puede estar. Eso sí, te tiene que gustar el plátano, porque sino...
¡ Qué os aproveche!


sábado, 27 de junio de 2009

Patatas Bravas con la salsa de mi Bisabuela

Martin, mi marido, es un enamorado de las patatas bravas, le encantan, no lo puede evitar. Siempre habla maravillas de las patatas que comía en el Bar Tomás ( sale en las guías de Barcelona como el bar con las mejores bravas de todo Barcelona) y las del Bar Mandri. Al principio de salir con él, eran lugares de visita obligada, ya fuera como inicio de noche de, o como aperitivo antes de ir a comer a cualquier otro sitio. En mi afán por hacerlas lo más parecidas a éstos bares, le preparé ésta salsa , y vamos, no sé si se parecen , pero casi se come el plato de cerámica. Hace ya un tiempo, una de las veces que mis padres nos visitaron, les preparé estas patatas con la salsa y a mi padre le trajeron mil y unos recuerdos de su abuela y su madre, recuerdos de la infancia. Cuando mi bisabuela Patro preparaba cocido, con los garbanzos preparaba ésta salsa para aliñarlos y no sobraba ni uno. Tanto mi abuela Carmen como el resto de la familia la bautizaron como Salsa Anizeta. La única diferencia con la que preparo para las patatas es que ella usaba tomate fresco rallado y yo tomate frito caserito. Con una o con otra la verdad es que enriquece cualquier plato. Uno de mis propósitos que me he propuesto con la creación del blog, es la de recuperar recetas antiguas, las que usaban los nuestros y que no me gustarían que se perdieran por nada del mundo.

Aquí os dejo una receta, que como aperitivo es perfecta, no es cara en absoluto y con una cerveza bien fría, entran de maravilla.



Ingredientes



* patatas de freir

*3-4 dientes de ajo

*una cucharadita de comino en grano

*2 cucharadas de un buen vinagre de vino tinto

*4 cucharadas de salsa de tomate frito ( si es casera mucho mejor)

*4 cucharadas de aceite virgen extra

*un chorrito de agua

*la punta de una cucharadita de pimentón dulce ( de la Vera, el mejor del mundo)

*1 cucharadita de sal



Elaboración



1. Después de varios intentos, ésta es mi manera de hacer una buenas patatas fritas para bravas. Cocer las patatas con piel, sólo por 12 minutos. Dejar enfriar y reservar.

2. Una vez frías, pelar y cortar en dados no muy pequeños, pasar por harina y colocar en un colador para eliminar el exceso de harina.

3. En aceite bien caliente, freír los cuadrados de patata, dejarlas hasta dorar.

4. En un mortero, majar los ajos, comino,sal, pimentón, vinagre, tomate frito y agua. Mezclar bien.

5. Verter la salsa sobre las patatas bien calientes.



Ahora que vienen los calores ( bueno menos aquí en Suiza, yo he vuelto a la chaqueta), en la terracita de casa, con una tortilla de patata, una buena ensaladilla rusa, unas croquetas, unos boquerones en vinagre, una cerveza bien fría y éstas patatas y a disfrutar del verano y las vacaciones!!!!




Moon



Se que ésto es un blog de cocina, donde todas esas recetas que he ido guardando en papelotes durante años, vean la luz y las tenga archivadas, pero también va a ser una manera de recordar cosas importantes que suceden en el día a día de mi vida. Y por ello, no podía dejar pasar ésta oportunidad de escribir un poco de Moon, esta perrita que ha convivido con la familia, concretamente con mis padres, desde hace más de 12 años y que nos ha dejado. Lo más duro para mí ha sido comunicarlo a mis hijos, Marc se lo ha tomado realmente mal, pero es ley de vida, y Paula dice que ese sitio al que se ha ido, se lo va a pasar muy guay, jugando con otros perros. Ha coincidido en el tiempo con la pérdida de Michael Jackson, dos genios y figuras hasta en la sepultura. Moon, no cantaba, pero aullaba de maravilla, y lista era un rato, le pedías un muñeco concreto de los doscientos mil que tenía, y te lo traía bien a la primera. Ladraba a todo el mundo, sin excepción, sólo a mis padres, a mí o a mis hermanas nos hacía caso y no nos ladraba. Ha sufrido como mi hijo la usaba como caballito cuando era más pequeño, y ha disfrutado como nadie cuando mi hija compartía su comida con ella, ¡ qué festines se metía!. Lo bueno de todo ésto es que la hemos disfrutado doce años, con sus cosas buenas y sus cosas malas, pero siempre como uno más de la familia. ¡ Adiós Moonchi!

miércoles, 24 de junio de 2009

Baklawa





El Baklawa es un pastel hecho con pasta filo, relleno de frutos secos triturados ( nueces, almendras, pistachos, sésamo, semillas de amapola...) y bañado con un almíbar o jarabe. Yo los descubrí hace muchos años gracias a mi abuelo Aurelio. Ellos viven muy cerca de la Sagrada Familia en Barcelona, y él que durante una época de su vida, le dio por aprender árabe y a buscar todo lo relacionado con la cultura, encontró una pastelería muy cercana a su casa " Cleopatra", dónde hacían éstos pastelitos árabes deliciosos. Tienen un alto contenido calórico, pero un poquito tampoco hace daño. Tuve la suerte de convivir con mis abuelos durante un año, mientras acababa mis estudios de enfermería en la universidad, y durante ese tiempo aprendí cantidad de cosas, culinarias gracias a mi abuela Basi, y culturales gracias a mi abuelo. Nunca he conocido una persona tan culta como él, de manera auto-didáctica ha aprendido inglés, alemán, árabe y ya lo último está aprendiendo chino para poder hablar con su amigo del restaurante donde suelen acudir muchas veces. Le he visto realizar trabajos universitarios para mis tías, ya que muchas veces compaginar trabajo y estudios no era fácil, y hacer unos comentario dignos de catedrático... Cualquier tema ya sea de política, cultura,religión... lo que quieras, él habla con conocimiento de causa... amor de nieta, pues sí, pero con motivos más que suficiente. Desde aquí me gustaría reclamar un mayor contacto con nuestros mayores, son una fuente inagotable de sabiduría y cariño. Yo quiero a mis abuelos ( mi abuelo paterno nos dejó ya hace unos cuantos años, pero no por eso lo he dejado de querer), los sigo llamando y riéndome con ellos y cada día aprendo algo nuevo gracias a ellos. Para los cuatro, un beso enorme de la nieta descarriada que vive un poco lejos.
La receta la descubrí en el Canal Cocina, ya sabéis mi afición a los programas de cocina y a los libros, es rápida, sencilla y está muy pero que muy buena. Eso sí cuando la comáis, un trocito pequeño porque llena de lo lindo.

Ingredientes


*1 paquete de pasta filo
*100g nueces
*75g almendras
*75g pistachos
* 1 cucharada de canela molida
* 100g azúcar de caña
* 2 cucharada de agua de azahar ( se puede substituir una cucharada con agua de rosas)
* 50g mantequilla

Jarabe
*200g azúcar de caña
*100ml agua
*1 cucharada de agua de azahar
* 1 cucharada de zumo de limón
*1 rama de canela


Elaboración


1. Pintar las hojas de pasta filo con mantequilla fundida y colocar diferentes capas sobre un molde redondo, dejando partes de la masa saliendo por el exterior.
2. Mezclar los frutos secos triturados ( pero no en exceso, que se noten los trocitos) con la canela, la mantequilla fundida , el agua de azahar y el azúcar de caña. Colocarlos en el centro del molde cubierto con las hojas de pasta filo y cerrar cubriendo con la pasta.
3. Pintar con mantequilla y con un cuchillo hacer cortes longitudinales, ya que luego es mucho más difícil de cortar una vez hecha la tarta.
4. Horno 20-30 minutos a 190ºC.
5. Preparar el jarabe. Cuando saquemos la tarta del horno, bañarla con el jarabe, dejar que lo absorba y emplatar. Decorar con pistachos picaditos.



En la foto se puede observar las capas de pasta filo. Es una masa que se rompe con mucha facilidad, pero no es problema ya que se pega muy bien con un poco de agua. Al usar varias capas superpuestas, se van tapando los rotos de la masa. Es como un puzzle, pero fácil de verdad. Quizá lo más difícil es encontrar la pasta filo, pero se puede substituir por pasta brick, así que no hay excusa para no hacerlo. ¡ Qué aproveche!

martes, 23 de junio de 2009

Falafel con Salsa de Yogurt

El Falafel es una croqueta hecha de garbanzos ( en algunos lugares también con habas) y especies, cuyo origen se remonta a tiempos bíblicos y se desarrolló en algún lugar del continente indio. Actualmente se consume en India, Pakistán y Oriente Medio, y como no en todo el mundo. Todo lo oriental está de moda, pero hay que reconocer lo deliciosas que están estas recetas.

Esa combinación de especies, que te hacen salivar incluso antes de hincar el diente, es fascinante, y lo mejor, es que cada uno puede adaptarlo a sus gustos, más picante o menos, ésta u otra especie... y de un mismo plato surgen una infinidad. La elaboración del Falafel es muy sencilla, y tanto nos vale como entrante, como pica-pica o como una cena con un buen pan de pita y una ensalada, ¿qué más se puede pedir?. Mi marido siempre se tira más a los Kebabs, pero donde se ponga un buen falafel que se quite la carne. Bueno, espero que los preparéis y disfrutaréis de unos bocaditos que os llevaran a las mil y una noches ( eso cada uno sabrá,jaja).
Esta receta la tengo desde hace años, la descubrí con mi madre en el programa " Cuines " de TV3, recuerdo que el cocinero era simpatiquísimo y nos reímos un ratillo con las cosas que contaba mientras preparaba los falafel.
Esta supone mi tercera contribución al HEMC de éste mes, cocina de medio Oriente y organizado por Kako del blog Enguete. Aún queda una cuarta y última receta, así que Kako, te invito a pasarte mañana por aquí de nuevo.

Ingredientes

*200gr garbanzos crudos
*medio manojo de perejil fresco
*medio manojo de cilantro fresco
*1 cebolla
*1-2 dientes de ajo ( a gusto)
*60 gr harina
*2 cucharaditas de levadura royal
*1 cucharadita de comino
*1 cucharadita de pimentón dulce
*1/2 cucharadita de sal
*1/2 cucharadita de pimienta recién molida
* aceite de girasol

Salsa de Yogurt
* 1/2 pepino
*1 cebolla pequeña
*1 diente de ajo
*hojas de menta
*1 yogurt natural
*sal
* pimienta
* aceite de oliva

Elaboración

1. Poner en remojo 24 horas los garbanzos, en agua fría.
2.Escurrir bien los garbanzos, y poner en la batidora junto con la cebolla, ajo, perejil, cilantro, especies y harina. Triturar bien hasta obtener una masa. Dejar reposar en la nevera 1 hora.
3. Hacer bolas con la masa y aplanarlas un poco con la mano, freír en aceite de girasol bien caliente. Dorar por ambos lados y una vez hechos colocar sobre papel de cocina para absorver el exceso de aceite.
4. Para la salsa de yogurt, pelar el pepino, despipetarlo, triturar junto con el ajo, picar la menta, mezclar con el yogurt, salpimentar y aliñar con aceite de oliva.

Yo suelo acompañar los falafel con una buena ensalada y el pan de pita, y resulta una cena de lo más completa.



En algunos sitios suelen pasar estas bolas antes de freír por harina de garbanzos, no hay ningún problema, pero si que es cierto que ésta harina es un tanto indigesta, por lo que si se usa , cautela con las cantidades que se ponen. Si os gustan algo picantes, en vez de pimentón dulce, ponerle picante. En casa como hay niños, no abuso del picante, pero si por mi fuera, algo si que le pondría. ¡ Qué os aproveche!

lunes, 22 de junio de 2009

Pan Naan en sartén


De mis años viviendo en Inglaterra, descubrí la auténtica comida oriental. Dicen que si vives en Europa y quieres comer auténtica comida china o india vete a Londres. Pues estaban en lo cierto. Son muchas las recetas que recuerdo , cualquier curry, de pescado, cordero, con ese arroz y unos fantásticos panes que usaban para coger la comida en vez del tenedor. Ese pan es el naan, típico en India y Paquistán, que se cocina en los hornos tandoor, un horno cilíndrico que cocina los alimentos con carbón vegetal y que pueden alcanzar una temperatura de 480ºC. Yo no conozco a nadie que disponga de un horno tandoor en su casa ( que por otra parte dicen los expertos que es el modo más sano de cocinar), así que desde que descubrí ésta receta en el libro de Kenwood " The Complete Chef and Major Cookbook" que se podía hacer el pan en la sartén, me faltó tiempo para probarlo. El resultado es un pan delicioso, al que se puede aromatizar con las especies que más nos gusten, y perfecto para acompañar a cualquier plato hindú. Seguro que se puede cocinar al horno, pero con éste sistema, es rápido, fácil y ese toque a la plancha, se asemeja mucho al resultado final de esos panes hechos en las paredes de los hornos tandoor.
Anteriormente publiqué las samosas y aquí el pan naan, otra pequeña contribución al HEMC de Medio Oriente que organiza éste mes Kako de Enguete. Espero que te guste Kako, y te "amenazo" con alguna recetilla más en un futuro bien cercano, osea, mañana mismo,jaja.

Ingredientes

*400g harina de fuerza
*12g levadura fresca de panadero o 7g de levadura seca de panadero
*25g mantequilla
*150ml leche
*1 cucharada de semillas de comino
*1 cucharadita de café de levadura royal
*4 cucharaditas de café de azúcar
*1 huevo
*1 cucharada de aceite de oliva
*2 cucharaditas de café de sal
* 50g de mantequilla de cocinar para pintar( yo aceite de oliva)

Elaboración

1. Calentar la leche y la mantequilla hasta que ésta última se deshaga. Dejar templar y reservar.
2.Mezclar todos los ingredientes e ir añadiendo la mezcla de leche y mantequilla hasta que se forme una bola suave, que se despegue de las manos. Amasar 10 minutos.
3.Dejar la masa en un bol, cubierta con papel film en un lugar cálido hasta que doble el volumen.
4.Dividir la masa en 8 piezas, hacer bolas con cada una de ellas y empezar a estirar la masa hasta que nos quede un círculo bien fino ( podéis usar un rodillo para estirar, lo más importante es que quede muy fino).
5. En una sartén muy caliente ( en la vitro la tenía en el 7 ), pintar con la mantequilla de cocinar( en mi caso lo siento pero substituyo la mantequilla por aceite de oliva, se que no es lo tradicional, pero no llevo muy bien el uso de otra materia grasa para cocinar) la superficie y poner el pan, aprovechamos y pintamos la otra cara del pan con el aceite. Lo dejamos unos 2-3 minutos por cara. Empieza a hincharse y a formarse unas gruesas burbujas. Volvemos a pintar la sartén para el siguiente pan.

Se sirven calientes, así que cuando las tengamos hechas, las calentamos ligeramente en el horno y las ponemos en una panera cubiertas con una servilleta de tela para que continúen guardando el calor. Yo me las como frías y me chiflan... pero claro es que yo me como hasta la masa del pan cruda, guarrería , si, lo sé, pero es que me encanta el pan. Yo creo que el secreto de éste pan, si es que tiene alguno, es dejarlos bien finos, así se hacen bien y no corremos el riesgo de que nos puedan quedar crudas. En fin que no puedo decir más que espero que lo hagáis.


domingo, 21 de junio de 2009

Samosas Vegetarianas

Esta va a ser mi primera aportación al HEMC de éste mes, cuya anfitriona es Kako del blog Enguete,una auténtica joya, con recetas geniales, unas explicaciones fantásticas y unas fotos dignas de profesional. Vamos que sino lo conocéis, por favor hacerlo, pues merece la pena, aprenderéis una montón de cosas. Mi mejor amiga aquí en Suiza es Divya, ella ha vivido toda su vida en Inglaterra, su familia es de origen indio, y una parte de la familia continúa en India, por lo que toda ella es un fiel reflejo de su cultura, y como no eso se nota en su cocina. En mis dos embarazos, siempre se repetían los mismos antojos, aparte de cerezas y horchata en pleno invierno( cualquiera de las dos imposibles de conseguir), mi cuerpo me pedía esas comidas especiadas, algo picantes, y con ése olor fantástico. En ocasiones es un tanto picante, pero claro, cada uno puede adaptarlo a sus gustos. Hemos hecho grandes intercambios culinarios, y esta es la primera vez que me decido a hacer yo sola ésta receta. No es nada difícil, y como entrante es deliciosa, algo exótica y con un punto diferente. Esta vez me he decidido a prepararlas vegetales, pero se pueden hacer con carne picada, de cordero, pollo, pero jamás de ternera, ya sabéis, los hindus no la pueden comer. Quizá lo más complicado es encontrar la pasta filo, pero fácilmente substituible por pasta brick.
Espero que Divya se sienta bien orgullosa de mí al ver mis samosas.

Ingredientes

*1 paquete de pasta filo ( o pasta brick)
* 2 cebollas
* 1 patata grande
*1 taza guisantes
*2 cucharaditas de café de jengibre molido/fresco
*1 cucharadita Garam Masala
*1 pizca de pimienta
*1 cucharadita de curry
*1 chorrito de zumo de limón/vinagre
* aceite de girasol
*sal
* 1 cucharada de cilantro fresco

Elaboración

1. Pelar y cortar en cuadraditos pequeños la patata. Hervir junto con los guisantes, hasta que estén cocidos. Reservar.
2. En una sartén, pochar la cebolla picada muy fina. Cuando la tengamos caída, unir las especies y remover por espacio de un minuto. Unir las patatas y los guisantes, chorrito de zumo de limón y sazonar. Dejar cocinar por dos minutos más. Enfriar y unir el cilantro fresco bien picado.
3. Extender las hojas de pasta filo, y cortar tiras de unos 5cm de ancho. Colocar una cucharada del relleno en el extremo de la tira. Ir enrollando la masa en forma de triángulo, hasta terminar con la masa. Cerrar el paquete mojando con un poco de agua, se pega facilmente.
4. Freír los triángulos en abundante aceite de girasol ( no da tanto sabor) , unos 2 minutos por lado. Se fríen muy rápido, en cuanto queden dorados sacarlos del fuego a una fuente con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.



Lo mejor es comerlas calentitas, pero yo las he comido frías y están igual de buenas. Aquí es jugar un poco con las especies, si por esas cosas de la vida no encontráis Garam Masala, podéis poner comino, kurkuma, cardamomo molido... especies que os gusten, pero con medida, ya que el sabor final puede ser demasiado fuerte. Si queréis hacer el relleno con anterioridad, mejor si lo guardáis en un bol metálico y que cierre herméticamente, ya que si usáis uno de plástico,
os costará la vida después eliminar el olor, y lo mismo si lo dejáis en la nevera, muy bien cerrado para que el resto de los alimentos no acaben sabiendo a curry,jaja. Bueno espero que os guste y no dudéis en hacerlo para probar cosas nuevas. ¡ Qué os aproveche!






miércoles, 17 de junio de 2009

Arroz con Pulpo


En casa, el arroz junto con la pasta son obligatorios en nuestro menú semanal. Les encanta de cualquier manera, a la cubana, con carne, con pescado, como relleno y dulce como el arroz con leche. Aprovechando el caldo de cocción del pulpo, cociné éste arroz, para que los míos disfrutaran un día más de éste fantástico producto.
En mi casa, de toda la vida, el domingo era día de arroz, con conejo, mar y montaña o paella. Acabé con cara de china,jaja. No es uno de los platos que más me gusten, junto con la pasta, sé que puedo prescindir de ellos, pero como siempre, cuando los demás lo aprecian tanto, como no se lo vas a hacer. Así que aquí os dejo éste arroz de aprovechamiento, espero que os guste.

Ingredientes

*300gr arroz
*1 pimiento rojo
*1 cebolleta
*1 puerro
*1 tomate
*2 dientes de ajo
*caldo de cocción de pulpo
* 300 gr gambas crudas peladas
*sal
*perejil
*aceite de oliva virgen extra
*pimentón

Elaboración

1.Poner el caldo de cocción del pulpo a calentar
2. Limpiar y secar el pimiento y cortarlo a tiras, la cebolleta, puerro y ajo bien picados.
3. En una paellera con aceite, saltear ligeramente las gambas y reservar. Añadir primero el pimiento, cuando coja color, unir la cebolleta, puerro y ajo, sazonar. Rehogar hasta que se doren, en éste punto, unir media cucharadita de pimentón de la Vera, dejar rehogar un minuto y añadir el tomate rallado, de ésta manera evitamos que se nos queme el pimentón. Dejar saltear el tomate hasta que se evapore todo el agua.
4. Agregar el arroz, saltear ligeramente y unir el caldo caliente del pulpo( el doble de caldo que de arroz). Sazonar de nuevo y dejar cocer por 16-18 minutos. Remover de vez en cuando para que el caldo espese.
5. A los 12 minutos de cocción añadir las gambas.
6. Dejar reposar unos minutos y servir , espolvorear con perejil picado y pimentón de la Vera

¡Qué os aproveche!

lunes, 15 de junio de 2009

Strudel de quesos


Este fin de semana me he dado cuenta, de lo difícil que es prescindir de la tecnología ( algo impensable tan sólo unos meses antes), hemos estado sin internet varios días, y no sabía como ocupar mi tiempo sin estar buscando y mirando recetas . Están instalando la nueva calefacción y en su afán por hacer el agujero perfecto ( yo creo que en realidad lo que buscan es petróleo o el camino más corto para llegar a Australia), les molestaba el cable de la Televisión y de internet y lo han seccionado. Así que ajo y agua, suerte que el tiempo ha sido bueno y hemos hecho bastantes cosas. En fin, en cuánto a lo que nos importa que son las recetas, aquí os dejo el Strudel de Queso, está indicada a todos los amantes del queso. La encontré en un programa de televisión italiana, la RAI, un programa matinal dónde traían las recetas típicas de una región con sus productos y sus mejores artesanos, y entre ellas vi ésta y me fascinó. Con el tiempo he hecho varias modificaciones y así adaptarla a nuestros gustos, y éste es el resultado.



Ingredientes:
*masa de strudel, o pasta brick, o masa de hojaldre
*1 terrina de queso Ricotta
*200gr queso gruyere rallado
*200gr queso emmental rallado
*100gr queso Roquefort( opcional)
*1 cebolla picada
*200gr bacon en tacos
*1 huevo
*mantequilla

Elaboración

1. En una sartén con una cucharadita de aceite de oliva, pochar la cebolla picada. Cuando la cebolla esté blandita, añadir el bacon y dejarlo hasta que esté crujiente. Colocar sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Reservar y enfriar.
2. En un bol, mezclar los quesos y añadirle el huevo batido. Unir la cebolla y el bacon y mezclar hasta obtener una mezcla homogenea.
3. Extender la masa brick y pintarla con la ayuda de una brocha con mantequilla. Superponer un par o tres de hojas, para evitar que se rompa el strudel. En su defecto queda igual de bueno con masa de hojaldre, eso sí, queda mejor si lo estiráis fino.
4. Colocar el relleno en el centro y cerrar el paquete, dejando el cierre en la parte de abajo para evitar que se abra mientras se hornea. Pinchar la superficie con una puntilla para evitar que reviente durante la cocción.
5. En horno pre-calentado a 190ºC, dejar unos 15 minutos, hasta que esté dorado y el queso se ha deshecho en el interior. Comer templado, incluso frío está bueno.

Acompañado de una ensalada y un buen vino, tenéis un entrante o una cena la mar de presentable, buena y sencilla. Lo que más me gusta es la combinación de el crujiente con la suavidad del relleno.
¡ Qué os aproveche!





miércoles, 10 de junio de 2009

Mis Magdalenas de Arándanos

A mis hijos les encantan las magdalenas, de todos los sabores, formas, colores, con papel o sin el... y las comen para desayunar, merendar o para después de cenar mojadas en el yogurt... es un vicio... así que mi horno todo el día en marcha. Recetas he probado muchas, pero la de siempre, es la que más me piden en casa. Uso la receta del bizcocho de toda la vida, añadiendo algún que otro ingrediente más. Suben bastante, mis hijos valoran mucho si tienen o no "montañita" y quedan muy jugosas por dentro. Pero claro, mis hijos quieren mucho a su mami, y todo lo que hace su madre es lo mejor del mundo mundial, así que para los que no tienen una receta de magdalenas, aquí dejo la mía. Normalmente las hago con pepitas de chocolate, con nutella, o pasas, pero encontré éstos arándanos, y decidí usarlos para que mis hijos no acabaran con cara de barrita de chocolate,jaja, que aunque viva en el país de los quesos y los chocolates, hay cosas que hay que evitar a toda costa.

Ingredientes:

*3 huevos
*1 limón
*230gr azúcar
* 1 sobre de azúcar de vainilla
*230gr yogurt natural
* 200ml aceite de girasol
* 1 sobre de levadura royal
* 1/2 cucharadita de bicarbonato
*680g harina de repostería
* chorrito de countreau/anís
* arándanos secos
*azúcar granulada




Elaboración
1. En la máquina o en un bol colocar los tres huevos, junto con los dos tipos de azúcar y la ralladura de limón. Montar con las varillas hasta doblar el volumen y conseguir una crema de color pardo.
2. Unir el yogurt y el aceite y mezclar hasta homogeneizar la masa.
3. Tamizar la harina y unir a la mezcla. Añadir la levadura, el chorrito de anís o countreau
4. Colocar la masa en los moldes de muffins ,llenando 2/3 de su capacidad, porque luego suben y se pueden salir del molde.
5. Los arándanos secos los hidraté con zumo de manzana ( cuando es para mayores con licor) y los puse sobre las muffins con azúcar granulada.
6. En horno pre-calentado a 200ºC,y quien tenga con ventilador, meter las magdalenas y bajar el horno a 180ºC, durante 15-20 minutos, pinchar con una puntilla y si sale limpia, las magdalenas están listas.
La verdad es que he puesto la excusa de mis hijos, pero a mí me encantan, y como huele la casa... son un vicio y con un cafelito por la mañana, te comerías hasta la bandeja. Para los que se encuentren inmersos en plena operación bikini, una magdalena no hace daño, y es más el cuerpo debe agradecer un aporte calórico caserito y sin aditivos extraños, luego una larga caminata y la báscula ni lo notará. ¡ Qué aproveche!




martes, 9 de junio de 2009

Rösti

Si hay un plato típico suizo, a parte de la fondue por supuesto, es el Rösti. Es un plato sencillo, bueno, y que acompaña perfectamente a carne, pescado o con unos buenos huevos fritos ( ya salió la vena colesterolera,jaja). Lo bueno del plato es que no dejan de ser unas patatas a las que se les puede añadir un montón de ingredientes para enriquecerlo y adaptarlo a nuestros gustos. Por ejemplo, en la zona de Berna, éstas patatas las mezclan con bacon o jamón, en la zona de Appenzell con su famoso queso, en otros restaurante de montaña lo he visto hasta con champiñones y cebolla pochada... acepta lo que queráis. Yo lo uso como base para unos buenos huevos al plato, ya lo pondré en una próxima entrada, ahora llena que da gusto, así que prepararlo como plato único, luego no digáis que no lo he advertido. Al principio de vivir aquí, siempre lo compraba envasado, pero mi vecina me enseñó a prepararlo y desde entonces son pocas las veces que uso uno comprado. En fin, que aquí os dejo un plato típico suizo, espero que os guste y sobretodo que lo preparéis.
En ésta ocasión lo he mezclado con queso, el original es sólo patata.

Ingredientes:

*500g patatas
* 150g queso le gruyere suizo
* 2 cucharadas de aceite oliva ( aquí mantequilla para cocinar)
*agua
*sal

Elaboración:

1. Cocer las patatas en agua con sal limpias,enteras y sin pelar. Sólo 12 minutos, en algunos sitios las usan crudas, pero como mi vecina me enseñó, al cocerlas y dejarlas al dente, al hacerlas en la sartén las del centro no se quedan crudas. Normalmente las cueco por la noche, y al día siguiente las tengo frías y es mucho más fácil pelar.
2. Pelamos las patatas y las rallamos con el rallador grueso. Las mezclamos con el queso gruyere rallado ( yo compro un trozo de queso y lo rallo al momento, sabe mucho más)
3. En una sartén antiadherente muy caliente, con muy poca cantidad de grasa, yo no puedo hacerlo más que con aceite de oliva, aunque aquí usan mantequilla para cocinar, añadimos la mezcla de patata y queso, lo aplanamos con el revés de una cuchara y lo tapamos. Vamos haciendo movimientos circulares con la sartén ( igual que con una tortilla), para asegurarnos que no se engancha en el fondo y queda suelta. A los 5- 7 minutos, voltear como una tortilla de patatas, dejamos otros 5-7 minutos por el otro lados para que se dore. Colocar sobre el plato y ya la tenemos lista.
4. En éste caso he preparado una grande, pero se pueden coger pequeñas porciones de mezcla de patata y queso y hacerlas en la sartén en pequeños círculos, se hacen antes y quedan muy bonitas sobre el plato y encima la carne por ejemplo.

Usando la mantequilla, le da un toque más dorado y un sabor como a nuez, alguna vez he usado una nuez de mantequilla para cocinar y un chorrito de aceite de oliva para evitar que se queme. Para mí es muy difícil usar otra cosa que no sea aceite, pero lo de siempre, las tradiciones hay que seguirlas, y si encontráis esta mantequilla podéis probar y decidir cuál os gusta más. ¡ Qué os aproveche!



sábado, 6 de junio de 2009

Empanada de Bacalao


Llegan los primeros calores, las primeras salidas para ir al bosque, a una barbacoa con los amigos, una fiesta ... y uno se puede preguntar ¿ y qué podría cocinar?, pues una empanada. Ya en otra entrada os enseñé la coca de espinacas, pues ésta fue mi otra aportación al picnic. Lo fantástico de éste plato es que se puede preparar la tarde antes, y conseguimos de esa forma que la masa esté más asentada, y el relleno bien jugoso. No importa comerla fría o templada, es fácil de llevar y podemos elegir cualquier relleno que nos guste... ¡ no se puede pedir más!.
Un recuerdo que tengo de mi infancia es haber comido la mejor empanada de mi vida, nos la trajeron recién hecha de Galicia, era de berberechos y aquello casi hace llorar a mi madre de lo buena que estaba, jaja. Nuestros amigos de aquí, cuando preparan alguna fiesta ,a mí me piden expresamente el " pastel salado tan delicioso"... al principio no sabía de que me estaban hablando hasta que me di cuenta que era la empanada, eso es indicativo que gusta y mucho. Así que para todos aquellos que siempre me pedís la receta, pero que en vez de un lápiz tenéis en la mano una copa y en la otra un trozo de empanada, aquí os la dejo escrita y con fotos para que la preparéis cuando queráis.

Ingredientes
MASA
*500gr harina
*100ml aceite (colado después de pochar las verduras)
*200ml agua
*pizca de sal
*15gr levadura fresca de panadero

RELLENO
*500g bacalao desalado y desmigado
*200gr pimientos rojos
*2 cebollas
*1 diente de ajo
*1 hoja de laurel
*2 cucharadas de tomate concentrado ( opcional)
* 1/2 cucharadita de pimentón dulce
*1 huevo

1. Cortar el pimiento en trozos , la cebolla en juliana y el ajo muy picado. En una sartén al fuego con 100ml aceite de oliva freír primero los pimientos con el ajo y añadir después la cebolla, dejar pochar a fuego lento junto con la hoja de laurel. Yo lo dejo unos 20-25 minutos, tranquilamente, parece que la verdura se carameliza , en éste punto le añado el pimentón, y rápidamente, cuelo el aceite y lo reservo. En esa misma sartén, fuera del fuego añado de nuevo la verdura, le pongo el tomate concentrado , el bacalao, y lo mezclo bien y lo dejo enfriar.
2. Sobre el mármol, coloco la harina en forma de volcán, y en el centro añado el aceite que he usado para pochar las verduras templado, el agua templada,la pizca de sal y la levadura desmenuzada. Amasar hasta obtener una pasta ligera. Si es necesario añadir harina hasta que se despegue la masa de los dedos. Hacer una bola , colocar en un bol amplio, cubrir con un trapo limpio y dejar reposar hasta que doble su volumen.
3.Dividir la masa en dos ( una más grande), extender la masa con un rodillo, hasta cubrir la superficie de la bandeja. Encima colocar el relleno, retirando la hoja de laurel.
Extender la otra mitad de la masa y cubrir la empanada. Cerrar la empanada, pinchar la masa y pintar con huevo batido.
4. En horno pre-calentado a 190ºC, cocinar la empanada de 35-40 minutos.

Esta empanada acompañada de una buena ensalada , un buen vino y un gran postre , y menudo picnic... ¡ qué os aproveche!.


Related Posts with Thumbnails