miércoles, 29 de abril de 2015

Espinacas con Garbanzos



   Hay recetas que sin querer al probarlas te transportan a la infancia, a esa época sin preocupaciones, sin problemas, dónde todo era fácil, diversión, risas , juegos y una vida genial. No quiero decir con esto que ahora todo sea un desastre pero se encuentra a faltar la ilusión con la que se vivían en aquellos años de pura inocencia y dónde todo era nuevo y se estaba tan abierto al descubrimiento y a disfrutar de la vida. Ahora todo es diferente, ni mejor ni peor, pero si un tanto más complicada, vamos adquiriendo dos mil y una responsabilidades a nuestras espaldas y cualquier día de éstos y sin querer os digo yo que vamos a acabar doblados y sin poder enderezarnos. Por eso, intento dentro de mis posibilidades aunque sea unas horas al día hacer todo aquello que me aporte una alegría, una satisfacción... ( todos aquellos de mentes calenturientas que ya os estáis poniendo la peli de 50 sombras y buscando nuevas posturas  que se me centren por favor!!! jajajajaja) me refiero por ejemplo a leer un buen libro ( después de Sant Jordi tengo como seis libros pendientes de empezar!), un paseo por el bosque, hacer fotos de rincones especiales, buscar nuevas recetas y pensar que atrezzo voy a utilizar para obtener fotos geniales ( otra cosa es conseguirlo al final jajaja, pero la intención es lo que cuenta no?) ver a los amigos, tomar un café o té con ellos y charlar y no parar de reír...ahora que ya más de uno y de dos está metido de lleno en dietas de adelgazamiento con la dichosa llegada del buen tiempo ( por desgracia yo soy una de ellas bufffff que pereza!) reírse resulta que es adelgazante jajajaja así que os quiero a todos a carcajada limpia, así sí que es un placer hacer deporte!!

   Cuando hace unos días puse la foto de ésta receta en instagram mi hermana pequeña me comentó la de  recuerdos que le traía la receta. Alguna vez lo he comentado en el blog pero hay pocas cosas que no me gusten a nivel culinario, una es la sopa con pasta , sólo el olor me repugna y se me revuelve el estómago, la otra son los merengues puagggg y la tercera es el típico potaje de cuaresma elaborado con garbanzos, espinacas y bacalao. Es que no puedo con el dichoso plato! La gracia del tema es que esos tres ingredientes por separado me chiflan, me encantan, pero me los juntas y me puedo pasar una semana abrazada a la taza del wc sólo recordando su olor. Si me odias ya sabes que me tienes que preparar jajajaja. Así que cuando vi el anunciado de la receta que iba a preparar uno de mis cocineros mediáticos preferidos se me arrugó el entrecejo y los morros. Imposible que Enrique Sánchez del programa Cómetelo me prepare el dichoso potaje! Pero como siempre me dejó con la boca abierta con su receta, sencilla, de toda la vida, tradicional y con una pinta buenísima. Así que aprovechando que mis padres han estado en casa unos días pensé que era el mejor momento para prepararla y la verdad es que a todos nos encantó. Si la rematas con un huevo flor o pochado coronando el plato, te marcas una cena en un abrir y cerrar de ojos. Me gustaría dedicar ésta receta a una buena amiga que hoy está pasando por el "mecánico" para dejarle el hombro en su sitio y niquelado, así, para el verano nos podrá mostrar toda una coreografía de zumba en su jardín jajajajaja Manu va por ti guapa!!

INGREDIENTES

* 1kg espinacas frescas
* 1 bote de garbanzos cocidos
* 4 rebanadas de pan
* 4 dientes de ajo
* 2 cucharadas de Pimentón dulce Las Hermanas
* 1 cucharada de comino



ELABORACIÓN

1. Limpiar las espinacas y ponerlas a cocer en agua hirviendo durante unos 3 minutos. Escurrirlas bien pero reservar el agua de cocción.
2. Freír las rebanadas de pan y los dientes de ajo enteros y pelados, colocar una vez fritos en un mortero con la base cubierta de sal, majar bien, unir el pimentón y el comino, seguir majando, unir 3 cucharadas de vinagre y mezclar bien. Unir un par de cazos del agua de cocción de las espinacas, desliar bien y reservar.
3. En una cazuela con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra saltear las espinacas cocidas bien escurridas, unir el majado y los garbanzos bien enjuagados. Dejar sofreír bien durante 5 minutos, si nos queda muy seco ir uniendo poco a poco el agua de cocción reservada. Servir con unos bastones de pan y un huevo flor.

Fácil, nutritiva, tradicional, sana...que más se puede pedir? Que os aproveche!!!


jueves, 16 de abril de 2015

Cuatro Cheesecakes y las Cooking Challenges!!



   Cuando voy a un restaurante y me ofrecen la carta mis ojos van directos a la lista de postres y si tienen cheesecake yo ya soy feliz. Me apasiona, me da igual que sean horneadas, frías y cuajadas con gelatina, que lleven frutos rojos, cítricos o chocolate... me gustan tanto que lo comería de entrante, de primer plato y de segundo. Se nota que me mola verdad? El queso me pierde, ya sea a palo seco, en forma de pastel, como integrante de un strudel, como complemento, a la plancha, fundido, con membrillo o  con uvas que como dice la sabiduría popular saben a beso mhmmmmmm.  El otro día leyendo el periódico por poco no me muero de un ataque de risa, un estudio demostraba que los amantes de los quesos hacían mucho más el amor jajajajajaja...y yo viviendo en Suiza jajajajaja ya decía yo que tanto ruido por la noche se debía a algo!!!El estudio hacía distinciones entre los que lo comían caliente o fundido y los que lo hacen a palo seco. Resulta que si tú eres de los que prefieren el queso calentito, además de ser una persona más solidaria y aventurera, lo que viene siendo buena gente, además practicáis sexo 6 veces más que los que lo tomáis a temperatura ambiente jajajajajajaja, ahora a todos os mola la fondue no???? Endebé lo que son los estudios!!! Y todos tirándose de cabeza a la pastilla azul para cumplir con la parienta cuando resulta que tomarse una raclette puede suponer una segunda luna de miel y encima tirada de precio!! jajajajaja, vamos a dejar el tema porque esto está tomando un cariz un poco verde jajajaja. Aprovechando que éste mes me tocaba a mí elegir receta me dije que era la mía para probar nuevas recetas de pasteles de queso. Para ser sincera es que me compré un libro en Italia de Cheesecakes y quería ver que tal resultaba. Hoy he hecho dos de ese recopilatorio y lo cierto es que son una delicia. Una es de tomate, aunque le he dado mi toque personal, y la otra es de queso gorgonzola...esperar un momento que estoy salivando y me voy a electrocutar con el ordenador como no me limpie jajajaja,  Es recordarlo y ya babeo!! La primera dulce es una de mis recetas preferidas, es adictiva, buenísima, esta vez la he preparado con peras caramelizadas y un caramelo a la sal que le han dado el toque para crear el Cheesecake 10!. Y la segunda receta dulce es un regalo que me ha llegado de manos de mi querida amiga Cheryl. Ella es de Sudáfrica, su hijo es uno de los mejores amigos de mi hija, siempre están jugando ya sea en mi casa o en la suya y mientras, nosotras dos pasamos unas tardes de lo más entretenidas charlando, riendo y explicándonos historias de nuestras vidas. Un día la pillé preparando un pastel de queso y olía su cocina a manjar divino. Cuando le dije que justamente tenía que prepararlas para éste mes, le faltó tiempo para darme un paquete de las galletas especiales que utilizan en su país para prepararla y me tradujo la receta del afrikáans al inglés. Resulta que en Ciudad del Cabo hay una pastelería- Cafetería dónde preparan ésta delicia, dice mi amiga que cuando pasas por la calle huele tanto y tan bien que es imposible no entrar y pedir un buen trozo. Aprovechando que mis padres están pasando unos días con nosotros en casa ( hacía más de seis meses que no los veíamos!) me dije que era la ocasión perfecta para prepararla y degustarla. Y los tengo como testigos que no miento que es un pastel para montarle un piso, comprarle un apartamento en la playa y llevártela de vacaciones,  han alucinado, dicen que es la mejor tarta de queso que han comido en su vida! Ayer mientras hacía las fotos tuve que ponerles freno porque por poco me quedo sin una triste miga para retratarla. La receta original dice de dividir la masa de queso en dos y a una unirle cacao en polvo, de esa forma queda en dos capas, pero yo la he querido hacer como mi querida Cheryl, y unirle el chocolate por encima, con el frío queda una capa crujiente en la superficie que la hace aún más irresistible. También han probado las dos saladas y el jurado ha votado que la de tomate es sólo medio punto más buena que la de gorgonzola, pero que en la balanza se quedan con todas jajajaja, yo creo que les han encantado las tres. Lo bueno es que encima las hemos podido comer en el jardín disfrutando de un día de primavera maravilloso.
Si lo vuestro no es el queso, hoy no miréis mucho mi blog, pero sí en cambio os apasiona como a mí, aquí tenéis cuatro recetas fantásticas. Y si os saben a poco, siempre podéis ir a ver las maravillas que habrán preparado mis queridas amigas Ly, Lourdes, Núria, Rosa, Mercè , MJose y Maragda.

CHEESECAKE DE QUESO DE CABRA Y GRISSINI





INGREDIENTES

* 500g de grissinis ( pan tostado italiano)
* 2 claras de huevo
* 80g de leche
* 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
* 1 manojo de perejil
* un toque de cúrcuma
* 500g de queso crema ( tipo philadelphia)
* 100g queso de cabra
* 3 huevos
* 200g de tomates cherry
* alcaparras
* anchoas
* sal, pimienta negra
* 2 tomates grandes
* tomillo fresco
* rúcula

ELABORACIÓN




1. Para la base: con un mixer pulverizar los grissines y triturar el perejil. Unir las claras de huevo, salpimentar al gusto, la leche, el aceite y el toque de cúrcuma. Mezclarlo todo bien y colocar en la base del molde redondo de cake desmontable, Apretar bien y hornear 25 minutos a 140°C. Dejar templar.
2. Para el relleno, mezclar bien el queso crema con el queso de cabra, unir entonces los huevos, salpimentar. 
3. Lavar y secar bien los tomates cherry, hacer un corte en la parte superior e introducir una alcaparra, rodear cada tomate con una anchoa y reservar.
4. Verter la mezcla de quesos y huevos sobre la base previamente horneada y ya templada. Sumergir en la crema de queso los tomates envueltos con la anchoa. Hornear a 150°C durante 30 minutos.
5. Lavar y laminar los dos tomates grandes, colocar las rodajas de tomate sobre el pastel, salar ligeramente, unir las hojas de tomillo fresco y un chorrito de aceite de oliva. Hornear durante 5-8 minutos bajo el grill del horno. Dejar templar dentro del horno.


CHEESECAKE DE GORGONZOLA CON SALSA DE PIMIENTOS



INGREDIENTES

* 300g pan de centeno
* 3 claras de huevo
* 50g queso parmesano rallado
* 30g de fécula de patata
* 500g de queso ricotta
* 100g de queso gorgonzola
* 4 hojas de gelatina
* un manojo de perejil
* 40g queso parmesano rallado
* sal, pimienta recién molida

Salsa de Pimientos

* 3 pimientos rojos grandes
* vino blanco
* 2 cucharadas de azúcar moreno
* aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta

ELABORACIÓN




1. Para formar la base triturar el pan, mezclar con las claras de huevo, el queso rallado y la fécula de patata hasta obtener una masa homogénea. cubrir la base de un molde de cake desmontable, acomodar con la ayuda de una cuchara. Hornear 30 minutos a 140°C. Dejar enfriar,
2. Preparar el relleno deshaciendo el queso gorgonzola al baño M°, perfumarlo con el perejil fresco picado, y mientras esté caliente unir las hojas de gelatina previamente hidratada con agua fría y bien escurrida, mezclar hasta que se integren  con el queso. Retirar del baño M° y unir el queso ricotta, salpimentar y mezclar bien. Verter sobre la base del cake y meter al frigorífico hasta cuajar.
3. Preparar la salsa de pimientos- En una cazuela con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen, pochar los pimientos troceados, cuando adquieran color unir el azúcar, remover bien, dejar caramelizar, unir el  vino blanco hasta cubrir, dejar cocer, cuando evapore casi la totalidad del líquido, retirar del fuego y triturar con el turmix. Colar bien la salsa. 


CHEESECAKE CON PERAS CARAMELIZADAS



INGREDIENTES

* 250g queso crema
* 50g mantequilla
* 2 huevos
* 80g azúcar
* 30g harina
* 1 base de masa quebrada
* 3 peras
* azúcar glass
* salsa toffe a la sal

ELABORACIÓN

1. Forrar un molde con la base de masa quebrada, pinchar la base con un tenedor, cubrir con papel de horno y llenarlo con garbanzos secos. Hornear durante 10 minutos a 190°, retirar los garbanzos y el papel y dejar dorar durante 8 minutos más. Retirar del horno y dejar templar ligeramente.
2. En un bol mezclar las 2 claras con la mitad del azúcar y montarlas a punto de nieve. Reservar.
3. En otro bol mezclar y montar bien las yemas de huevo con el resto del azúcar . Unir la mantequilla en pomada y el queso crema, seguir batiendo. Incorporar la harina previamente tamizada y mezclar bien. Unir las claras previamente montadas con movimientos envolventes. Verter la crema sobre la masa quebrada previamente horneada. Hornear durante 45 minutos a 170°C. Dejar templar dentro del horno con la puerta ligeramente abierta. Después dejar enfriar en la nevera.
4. Lavar bien las peras, laminarlas muy finas con la ayuda de una mandolina. Colocar las láminas de peras sobre papel de horno en la bandeja, espolvorear bien con azúcar glass, hornearlas mientras el pastel se hace y dejarlas caramelizar durante 30 minutos.
5. Retirar la tarta de la nevera. adornar con las peras caramelizadas y salsear al gusto con toffe a la sal , o una salsa de caramelo, o dulce de leche.

DECADENT CHEESECAKE



INGREDIENTES

* 125g mantequilla
* 300g galletas Tennisbiscuits ( pueden utilizarse galletas digestive)
* 750g cottage cheese ( en su defecto utilizar queso crema)
* 250g leche condensada
* 125ml zumo de limón
* 100g azúcar 
* 250ml nata
* fideos de chocolate para decorar

ELABORACIÓN




1. Preparar la base triturando las galletas y mezclándolas bien con la mantequilla derretida. Acomodarlas en la base del cake desmontable. Hornear 10 minutos a 180°C. Reservar.
2. Preparar el relleno mezclando bien con las varillas el queso, la leche condensada, el azúcar, el zumo de limón y la nata. Verter sobre la base de galletas previamente horneada. Hornear 30 minutos a 180°C. Dejar enfriar dentro del horno, posteriormente introducir en la nevera. Decorar con los fideos de chocolate. 

   Son recetas fáciles, resultonas, perfectas como entrante o aperitivo o como final de una gran cena o comida con los amigos y la familia. Que os aproveche!!

domingo, 12 de abril de 2015

Strawberry Swirl Cream Cheese Pound Cake



   A la que encuentro fresas en el mercado se me van las manos y no puedo resistirme a comprar cajas y cajas. Las que llegan aquí vienen de Huelva y huelen desde las puertas del super, son dulces y deliciosas, les pongo azúcar por eso de cumplir con el expediente, pero es que no necesitan ni un gramo. Las de aquí también son buenísimas pero no hay hasta mediados de mayo. No hay cosa que nos guste más que ir a las granjas locales cargados con nuestras cestas y cajitas de madera para ir a recogerlas nosotros mismos. Es toda una experiencia y es divertidísimo además. Eso de poder escoger nosotros mismos y de paso ir catando no tiene precio. Comes cuatro y metes una fresa en la cesta, eso es un buen control de calidad jajajaja. Ir a buscar fresas es una de las actividades que hacemos siempre con los amigos, vamos a pasar la tarde, los niños se lo pasan genial y luego a casa a preparar pasteles y mermeladas. Recuerdo una ocasión que mi querida amiga Mercè y su madre vinieron a pasar unos días a casa y  coincidió con la recogida de fresas, así que para la granja que me las llevé. Entre el paisaje, el día tan bonito que hacía y lo buenas que estaban las fresas pasamos una tarde alucinante. Mi amiga estaba inusualmente callada, allí de rodillas, con la melena tapándole la cara y como muy metida en faena escogiendo ...pensé yo que era toda una profesional jajajaja que equivocada estaba!! La tía tenía tantas fresas en la boca que se escondía para que nadie la viera!! Lo que pasa es que no cayó en la cuenta que los morros estaban del tono rouge de chanel de tantas que se había comido sin necesidad de pasarse el pinta labios!! Luego llegamos a casa y recuerdo que preparamos un streusel que nos supo a gloria. Normalmente  también coincide con la recogida de cerezas y entonces es cuando yo me vuelvo loca. Es la fruta que más me gusta. Después de estar en el campo de fresas, te desplazas unos metro y vas a los cerezos. Te dan una cesta amarrada a un cinturón para que te lo cuelgues a la cintura y así facilitarte la recogida mientras estás subida a la escalera apoyada en los árboles. El secreto está en coger aquellas que estén en las ramas más altas. Acabas con los dedos rojos y manchas por todas partes pero un día en el campo, al aire libre y cogiendo fruta es de los mejores regalos de la vida.  Y aunque reconozco que  como las del Valle del Jerte no hay nada igual, las de aquí no están nada mal. Aún recuerdo cuando un día caminando para el supermercado me pareció ver una caja con el logo de cerezas del Jerte, me tuve que frotar los ojos un par de veces porque me parecía  imposible, fue directa hacia allí y cual fue mi sorpresa al comprobar que no veía visiones, eran las cerezas de mi tierra!! Me abracé a ellas como Gollum del Señor de los Anillos hacía con el anillo y no hacía más que repetir, mi tesooooroooo mi tesoooorooooo. Me lleve tres cajas!!!





   El problema de tener tanta fruta es que al final ya no sabes que receta hacer. Siempre estoy buscando por la red nuevas opciones y os tengo que decir que éste cake que os traigo hoy fue todo un descubrimiento. Voy a probarlo con cerezas, melocotones y ciruelas, y estoy segura que serán tan buenos como éste. Mi hija nunca come pasteles, da igual como sean o lo que lleven, no le gustan y punto. Pero con éste no fue así, ya solo con el glaseado me dijo que le gustaba y al abrirlo y ver las fresas me pidió un trozo, y poco a poco casi se comió medio pastel!! Mi marido aún alucina! Os voy a poner la receta tal cual la encontré en internet, pero yo usé una cantidad inferior de azúcar porque las fresas eran realmente dulces y no lo necesitaban. Pero ya se sabe que para gustos colores, probar la receta original y en función de vuestros gustos lo modificáis. Vamos encendiendo el horno? Vamos a cocinar!

INGREDIENTES

* 500g fresas
* 1/4 taza azúcar
* 1/4 taza de agua
* 1 cucharada de maizena
* 350g mantequilla
* 230g queso crema tipo philadelphia
* 3 tazas de azúcar
* 6 huevos
* 3 tazas de harina
* 1 sobre de levadura química
* 2 cucharaditas de extracto de vainilla
* 1/4 cucharadita de sal
* glaseado :  100g azúcar glass, 1-2 cucharadas de zumo de limón y colorante alimenticio rosa.

ELABORACIÓN






1. Preparar la compota de fresas- mezclar las fresas troceadas y limpias junto con el azúcar, el agua y la maizena en un cazo, cocerlo todo a fuego bajo mezclando constantemente hasta obtener una mezcla espesa. Dejar templar a temperatura ambiente antes de utilizarla.
2. Mientras batir el queso junto con la mantequilla un par de minutos, unir el azúcar, seguir batiendo otros 5 minutos más, unir los huevos de uno en uno, tamizar la harina e incorporar a la mezcla junto con la levadura, unir el extracto de vainilla y la sal, mezclar hasta integrar bien  todos los ingredientes.
3. En un molde de cake previamente encamisado, verter 2/3 de la masa, esparcir por encima la compota de fresas, con una cuchara de madera mezclar las dos masas, cubrir con el resto de la masa de bizcocho. Hornear  de 75- 90  minutos a 165°C. Comprobar la cocción pinchando con una puntilla, si sale limpio el cake está listo. Dejar templar antes de desmoldar.
4. Preparar el glaseado mezclando el azúcar glass con el zumo de limón y el colorante. Esparcir sobre el cake ya desmoldado.

Un cake fácil, bueno y diferente con el toque del queso crema. Perfecto para una merienda, desayuno o cuando a uno le entra el gusanillo de comer algo delicioso. Que os aproveche!!

miércoles, 8 de abril de 2015

Fish and Chips


   Ir a Inglaterra y no comer un fish and chips es como ir a cualquier bareto y no pedir una tapa...difícil no? Pues eso, que hay que cumplir aunque sea una vez con las costumbres típicas de un país. Tengo que reconocer que a mí me costó lo mío comerme uno en condiciones y cumpliendo con todas las tradiciones de llenarte de grasa hasta los codos, mojar bien las patatas con vinagre y pringarte de la tinta del papel de periódico con que lo envuelven. Hay cien mil tiendas pero no en todas uno puede disfrutar de una gran experiencia pescadil , pero eso pasa en todas partes, sobre todo en las zonas turísticas. El mejor sitio dónde he comido un fish and chips era en el pueblo dónde yo vivía. Tenía doscientos mil cuadros con premios a la mejor fritura, a las mejores patatas y al mejor fish and chips de Gran Bretaña ...ante tanto bombo imposible que estuviera malo. Y qué verdad decían todos esos premios!! Lo mejor era pedir una buena ración, acompañarlo con el puré de guisantes y un huevo cocido avinagrado... salías de allí rodando, pero feliz y encantada de la vida. También os digo que era la mejor manera de comer pescado porque era complicadillo comprarlo y encontrarlo de buena calidad. Era curioso ir a la pescadería y no encontrar ni una sola pieza entera, todo cortado en filetes sin piel , ni escamas ni espinas...quién es el majo que puede adivinar la frescura del pescado en esas condiciones?? Imposible!! Como siempre, me hice amiga del pescadero del pueblo y de debajo del mostrador me sacaba cabezas de rape y merluza y me las regalaba porque nadie las quería porque les daba asco ver los ojos del pobre pescado. Nada que reprochar, si no hay cultura de pescado normal que no les guste verles la cara. El hombre ponía una cara de felicidad cuando nos veía entrar porque intercambiábamos recetas, me guardaba el mejor género y se llevaba una buena parte de nuestro salario jajajaja,  se cambió el coche mientras estuvimos allí jajajaja , porque esa era otro tema, el dichoso precio. Eso me pasa aquí en Suiza, es todo caro pero el pescado y mariscos se llevan la peor parte. Así que cuando tengo la suerte de ir a casa, me voy al mercado al puesto de confianza y allí me cargo de rape, merluzas, pez de roca y tropecientas cosas más y cuando llego a casa, lo envaso al vacío y lo congelo. Sé que pueda sonar a pecado mortal, pero es la única manera que tengo de comer pescados de calidad y frescos a un precio normal y sin que me tomen el pelo. Es que estoy cansada de ver pescadillas con los ojos mirando para Praga y pidiendo por favor que las entierren ya en el hielo para no pasar más vergüenza...pobrecillos!.
El secreto de esta receta no es otro que la calidad del pescado y las patatas, nada más, tan simple como eso. Lo normal es usar bacalao o abadejo, pero vamos que cualquier pescado blanco os puede ir perfecto. Y en cuanto a las patatas que sean de esas buenas, no harinosas, especiales para freír. Otro secreto del éxito es el aceite, yo me he asegurado la jugada con un aceite de calidad como son los Aceites Calderay, tiene un sabor increíble, crudo es una maravilla, como ingrediente de un pastel ( ya os pondré la receta) es delicioso y para freír perfecto. Es el mejor de los aceites.
Otro truco es la temperatura de la fritura, primero pochar las patatas a 160°C y cuando están tiernas y blanditas en el interior, retirarlas, subir a 190°C y dejar que se doren y queden crujientes en el exterior. Y el último truco que es el más importante de todos es.....disfrutar con los amigos y la familia, reír mucho, mancharse mucho más, pringarse y oler a vinagre todo el día!! Eso es lo que más me gusta de todo. Hay muchas recetas, pero yo soy fiel al cocinero más gamberro, guarrete ( hay que reconocer que lo suyo no es la higiene) y simpático de toda Inglaterra, no es otro que Jamie Oliver, el hombre me encanta y sus recetas funcionan. Vamos a ponernos con la receta no? Adelante!

INGREDIENTES

* 300g pescado blanco en filetes
* 225g harina blanca y un poco más extra
* 280ml cerveza fría
* 3 cucharaditas de levadura química
* sal y pimienta
* 1kg de patatas
* vinagre de vino tinto
* limón, pepinillos en vinagre
* aceite de oliva virgen extra Calderay





ELABORACIÓN

1. Pelar y limpiar las patatas. Cortarlas en gajos grandes y ponerlas a cocer en agua hirviendo salada durante 5 minutos. Escurrirlas y dejar que se templen . Pochar los gajos de patatas en aceite durante 10 minutos a 160°C, retirar del fuego, subir la temperatura a 190°C y devolverlas a la sartén, dejarlas hasta dorar y que estén crujientes. Retirar sobre papel absorbente, salar.
2. Preparar la masa de rebozado mezclando la harina con una pizca de sal, un chorrito de vinagre y la cerveza, mezclar bien hasta obtener una masa espesa parecida a la de los creps. Meterla en la nevera.
3. Salpimentar los filetes de pescado, pasarlos por harina , retirando el exceso, de ésta forma se adherirá mejor la masa de rebozar. Pasar los filetes enharinados por la masa, que queden bien empapados retirando el exceso, freír en abundante aceite a 190°C, de dos en dos para no bajar la temperatura del aceite y  dejar dorar unos 4-6 minutos, hasta que estén dorados y crujientes. Retirar sobre papel absorbente  y mantener en una rejilla del horno mientras se hacen las patatas a 160°C.
4. Servir sobre papel de periódico, salpimentar al gusto y si quieres ser un auténtico británico aliñar el pescado y las patatas con un chorrito de vinagre. Acompañar con pepinillos y cebolletas en vinagre.

Habéis visto que crujiente queda la masa? Y lo mejor, el pescado queda suave, en su punto y jugoso en su interior...me está entrando un hambre increíble. Que os aproveche!!

sábado, 4 de abril de 2015

Salsa Romesco



   Son días de fiesta, de no hacer demasiado y de estar con la familia, así que como por aquí el tiempo no acompaña y los amigos ya no están por estas tierras que mejor que compartir con todos vosotros una salsa de toda la vida. Me he dado cuenta que en el blog no tengo muchas recetas tradicionales, así que sintiéndolo en el alma, a partir de ya os voy a acribillar con un montón de ellas por eso de recuperar el tiempo perdido. Muchas veces doy por hecho que todo el mundo conoce tal o cual receta y resulta que no es así. Recibo bastantes correos pidiéndome recetas de toda la vida, de esas que te traen recuerdos, de las que te hacen salivar solo de recordarlas, así que como no tengo ganas de pasarme el día con el babero colgando he tomado la determinación de ponerme manos a la obra y que disfrutemos todos ( yo me incluyo) de las más importantes. La de hoy es una de esas salsas que no se necesita ni el pan para disfrutarla. Conozco a una que va metiendo el dedo hasta casi el codo y va rechupeteando hasta que los dedos quedan arrugados como garbanzos,,,jajajaja, esa soy yo. Confieso que me chifla la salsa romesco. Es que me transporta a mi Catalunya del alma, me visualizo con mis calçots, moja que te moja y riendo a mandíbula batiente con la familia y los amigos. No me voy a poner nostálgica porque no me apetece...sólo cuento los días que me quedan para bajar a casa jajajaja. En fin, hasta que lleguen esos deseados días me quedo por aquí creando en mi cocina maravillosas recetas como la salsa de hoy. Seguro que hay mil versiones, pero ésta es la que aprendí de un libro de cocina catalana y la verdad es que siempre sale buenísima. Sirve perfectamente para acompañar carnes a la brasa, pescados y verduras como los deliciosos calçots....que no tenéis en vuestra zona como yo?? Pues no pasa nada, usar unos puerros cocidos o unos espárragos como yo, no hay excusa que valga!. Nos ponemos manos a la obra?? Empecemos!

INGREDIENTES




* 6 tomates asados
* 1/2 cabeza de ajos
* 2 rebanadas de pan
* 1/2 cucharadita de pimentón de la Vera -Las Hermanas
* 2 ñoras
* puñado  avellanas tostadas
* puñado almendras tostadas
* vinagre de vino blanco ( o tinto)
* aceite de oliva virgen extra
* un manojo de espárragos blancos frescos
* sal, guindilla ( opcional)

ELABORACIÓN




1. En una bandeja apta para el horno colocar los tomates enteros con un corte en cruz en la base, los dientes de ajo sin pelar y el pan. Asarlo todo a 180°C durante 35 minutos, a los diez minutos retirar el pan ( cuidado que no se tueste en exceso). Una vez asado todo, dejar templar y proceder a pelar los ajos y retirar la piel y las pepitas al tomate.
2. Poner las ñoras enteras en agua caliente durante 20 minutos. Una vez hidratas, abrirlas, retirar las pepitas y con la ayuda de un cuchillo rascar la piel hasta conseguir toda la carne. Unirla a un vaso batidor junto con las almendras y las avellanas previamente tostadas, unir el pimentón, si os gusta el picante unir media guindilla, el pan tostado, los ajos y los tomates asados, un par de cucharadas de vinagre y unas tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Triturar bien la salsa, rectificar de sal, vinagre, aceite, más picante ...a gusto de los comensales.
3. Cortar la parte inferior de los espárragos , pelarlos bien y cocerlos en agua con un poco de sal durante 10-15 minutos. Pincharlos, si están tiernos están listos. Servirlos con la salsa.





   Fácil no, lo siguiente. Os deseo a todos una fantástica Pascua, aquí el lunes nos toca ir a buscar huevos de chocolate por el jardín, tengo los dedos cruzados que no llueva! Que os aproveche!!

lunes, 23 de marzo de 2015

Las Galletas de la abuela



    Sólo leyendo el título de la receta ya sabes que la receta va a ser un éxito. Los conocimientos culinarios de nuestros mayores no tienen precio, con cuatro ingredientes, un cazo y un poco de fuego se montaban unos ágapes que ya quisieran muchos grandes chefs. Estas galletas no son una receta de mi abuela, ahora que lo pienso bien, ninguna de las dos eran muy dichas en éste menester, eran más de dulces tradicionales, las rosquillas de mi abuela Carmen son lo mejor que he comido en mi vida, y de mi abuela Basi si hacéis un recorrido por mi lista de postres del blog encontraréis unos cuantos maravillosos y deliciosos. La receta de las galletas que os traigo hoy es de la abuela de la  cocinera Leila Lindholm, me encantan sus libros y sus recetas, tengo tres de sus libros y son muchas noches que han sido lectura obligada antes de ponerme a dormir. Tienen un toque rústico precioso, si os soy sincera, cuanto más imperfecto veo un pastel, unas galletas o un glaseado más me gusta, desconfío de la perfección, hay muchas veces que veo cosas por la red que me hacen buscar el papel de la pastelería dónde se ha comprado jajajaja, no os ha pasado alguna vez?. Seguro que estoy equivocada y la gente es una virtuosa en la repostería! Desde que llegué a Suiza me entró el gustirrinín por el mundo galletil. Ya os lo he comentado en más de una ocasión, en las semanas de adviento es típico de éstas tierras preparar doscientos mil quilos de galletas para obsequiar a los amigos y familiares y para ofrecer a los invitados en las cenas previas a la navidad. He llegado a preparar diez variedades diferentes para hornearlas en un mismo día! Yo es que cuando me pongo no tengo stop jajaja, me voy emocionando y encuentro unas y otras, y aquellas de más allá y ya que se ensucia la cocina qué más da un poco más. Luego pasa lo que pasa, que acabo con un dolor de espalda que debo reposar tres semanas seguidas, pero y lo bien que me lo he pasado? . Sólo hay una cosa que se me resiste, y no es otra que el glaseado. Todo tiene su explicación y es que después de sufrir una salmonelosis que me dejó traumatizada no puedo tocar huevos aunque conozca a su padre y a su madre. No me fío un pelo de ellos. Aquí no he encontrado claras pasteurizadas, así que en uno de esos viajes que haga a casa las compraré y me liaré a decorar galletas. Pero mientras tanto a seguir cocinando y buscando recetas sencillas y buenas de galletas. Las de hoy son una de esas, en un plis plas haces la masa, le pones los sabores que más te gustan , con la ayuda de los más peques os ponéis a montarlas y en nada están horneadas. Lo mejor es que de una base se consiguen infinidad de galletas diferentes. Con la receta base se  divide en 4 porciones iguales y a cada una se le unen diferentes ingredientes, chocolate y avellanas, en otras ralladura de naranja y piñones...yo he preparado los que indicaba Leila en su libro, pero para gustos colores, os toca a vosotros crear nuevos sabores y después a contármelos.
Encendemos el horno? Vamos a empezar.

INGREDIENTES




Receta base

* 330g harina blanca
* 80g harina refinada de maíz ( maizena)
* 90g azúcar glass
* 300g mantequilla fría
* 1 sobre de azúcar de vainilla
* 1/2-1 cucharada de agua fría

Sabores

* 60g chocolate al 70%
* 100g avellanas
* ralladura de 2 naranjas
* 50g piñones
* 60g mermelada de fresas
* 2 cucharadas de azúcar moreno
* 1 cucharadita de canela molida
* 1 huevo para pintar

ELABORACIÓN




1. Mezclar en un bol amplio la harina, maizena y azúcar glass y el sobre de azúcar de vainilla. Cortar la mantequilla fría en cubitos y mezclar con los ingredientes secos con la ayuda de los dedos. Unir primero media cucharada de agua fría hasta que se forma una bola con la masa, si vemos que está muy seca, unir media cucharada más, hasta que se unan todos los ingredientes. Dividir la masa en cuatro porciones iguales. Dos de ellas, envolverlas por separado en papel film y llevar a la nevera 1 hora.
2. Picar bien el chocolate y 3/4 partes de las avellanas ( reservar unas cuantas enteras para la decoración final), mezclar bien con la masa de galletas, envolver con papel film y a la nevera 1 hora.
3. Rallar dos naranjas previamente lavadas y secas, picar los piñones ( reservar unos pocos para la decoración). Mezclar bien estos dos ingredientes con la tercera porción de masas de galletas que teníamos reservada. Envolver bien con papel film y llevar a la nevera 1 hora.
4. Pre calentar el horno a 175°C.
Una vez transcurrido el tiempo, retirar del frigo la masa de chocolate y avellanas, coger pequeñas porciones de masa, hacer bolas con ellas intentando que sean todos del mismo tamaño, colocarlas sobre las bandejas cubiertas con papel de cocina separadas entre sí. Aplastarlas con la palma de la mano, pintarlas con huevo batido y colocar una avellana entera en el centro. 
-Proceder del mismo modo con la porción de masa de naranja y piñones.
-Con la tercera porción de galletas sin sabor, coger pequeñas porciones de masa , hacer bolas del mismo tamaño, colocarlas sobre la bandeja del horno, aplastarlas con la palma de la mano, con la ayuda de un tenedor hacer marcas en dos sentidos sobre la galleta , pintar con huevo batido y esparcir por encima la mezcla de azúcar moreno y canela.
- Con la última masa, hacer pequeñas bolas de igual tamaño, colocarlas sobre la bandeja de horno , hundir el pulgar en el centro de la bola de masa y rellenar el hueco que hemos creado con la mermelada del sabor que más nos guste.
Hornearlas durante 15-18 minutos, hasta dorar,  a mitad de cocción , dar la vuelta a la bandeja para conseguir un horneado uniforme.

   Esta es una de esas recetas que no pueden faltar en vuestro recetario de confianza, fácil, versátil, y perfecta para compartir con la familia y los amigos. Que os aproveche!!
 

jueves, 12 de marzo de 2015

Buñuelos de Anchoas y Queso, de Sobrasada,queso y miel, y buñuelos de Manzana..quién da más!! Cooking Challenge!!



   A la que me sobra algo de verdura me plantifico el delantal y para cenar me lío a preparar buñuelos, es más, esas verduras como coliflor, brócoli que en mi casa no las quieren ver ni en pintura, es la mejor de las salidas que conozco para que todos se lo coman sin rechistar. Hace ya tiempo os puse una receta italiana que para mí es una de las que mejor resultado me han dado usando la coliflor como parte de la masa del buñuelo y es hoy que los sigo haciendo y nadie se entera de su ingrediente principal, es pura magia! Aquí os dejo el enlace para que veáis que simple y resultona es la receta.
Para ésta ocasión quise jugar con tres métodos distintos para obtener un mismo resultado. Eso es lo que más me gusta de la cocina, que trabajando con elaboraciones  diferentes podemos obtener un mismo resultado. Esta fritura es muy socorrida y te saca de más de un apuro cuando tienes visitas inesperadas y no sabes que preparar. Ahora estaba haciendo memoria y fuera de los buñuelos de bacalao que solíamos comer como tapa en los bares, mi madre no ha sido mucho de hacerlos en casa. Es mas, creo que soy yo la única que los hacía y tuve que pasar la receta. Hace unos días mis padres han estado de vacaciones con los amigos en Menorca y como conocen mi obsesión con los buñuelos me hicieron fotos de unos que comieron en un restaurante que les gustaron un montón. Eran de sobrasada y queso de Mahón a la miel, que casualidad los ingredientes que más me gustan del mundo mundial! Muchas veces me he preguntado si yo tengo algo de balear en mi sangre porque soy una enamorada de todos sus productos estrella.  Esa combinación de salado y dulce me apasiona, así que al verlos me puse manos a la obra buscando una receta pero no encontré nada que se pareciera en algo a la información que tenía, así que hice una prueba buscando una masa dulce y  envolvente para conseguir que cubriera los ingredientes completamente al freírlos y evitar que se salieran y ...bingo!! Salieron y fueron los que más gustaron. Y como yo soy así de generosa y estoy muy contenta porque me salieron a la primera y no la cagué jajajaja aprovecho hoy para compartirlo con todos vosotros y dedicarla a la anfitriona del reto de hoy. Se trata de nuestra querida MJose, ibicenca de bandera y una gran amiga  y ya de paso a mis padres, que me dieron la idea y que  justo éste fin de semana querían hacer una cena con los amigos para ver las fotos del viaje y quería hacerlos para poder saborear sus días en esa bella isla.
  La segunda receta que os traigo es salada, lo que la hace perfecta para tomar como aperitivo, en un brunch...son de anchoas y queso de oveja. Es una receta del programa Cuines de tv3...ahora que me doy cuenta este programa de televisión es mi mayor fuente de recetas, cuando no sé dónde buscar, me meto en su página web y siempre salgo con dos mil ideas para poner en práctica.
Y los últimos tenían que ser dulces. Tenía unas manzanas en el frutero que estaban mirando para Cuenca y arrugadas como pasas, así que fueron carne de buñuelo. Salieron un montón, suficientes  para alimentar medio pueblo, así que usar la mitad de la receta o aprovechar  y hacer toda la masa y para regalar.
Para no perder la bonita costumbre de cada mes, hacerme el favor de ir a visitar a mis amigas para descubrir más recetas de buñuelos: Lourdes, Núria, Ly, MJose, Mercè y Rosa.
Preparar delantal limpio, cazuelas, aceite y demás utensilios y pongámonos a cocinar!

BUÑUELOS DE ANCHOAS Y QUESO DE OVEJA



INGREDIENTES

* 70g anchoas
* 90g harina blanca
* 60g mantequilla
* 150cl agua mineral
* 45g queso de oveja curado
* 2-3 huevos
* sal, pimienta negra
* aceite de girasol



ELABORACIÓN

1. Poner a cocer el agua, cuando rompa a hervir unir la mantequilla, cuando esté fundida, unir la harina e ir mezclando bien con la ayuda de una cuchara de palo, se formará una masa y cuando se despegue de las paredes y la base del cazo, retirar del fuego y dejarlo enfriar.
2. Una vez frío, unir uno a uno los huevos, mezclando bien antes de incorporar el siguiente. En la receta original utilizaban dos huevos, en mi caso tuve que unir un tercero pues la masa quedaba demasiado espesa y dura. Picar bien las anchoas y rallar el queso, unir a la masa y rectificar de sal y pimienta. Colocar la masa dentro de una manga pastelera, hacer un corte en la base de la manga y con los dedos mojados en aceite ir cogiendo porciones pequeñas e introducirlas en aceite de girasol bien caliente ( a 185°C) . Cuando estén dorados, retirar sobre papel de cocina. Emplatar y servir.

BUÑUELOS DE SOBRASADA, QUESO Y MIEL



INGREDIENTES

* 200g harina de fuerza
* 60g azúcar
* 15g levadura fresca de panadero
* 50g mantequilla
* 100ml leche
* 75ml cerveza
* 1 huevo
* 100g sobrasada ibérica
* 100g queso de Mahón ( yo queso Gruyere)
* miel


ELABORACIÓN




1. Calentar ligeramente la leche (24°C), unir el azúcar y la levadura fresca, mezclar bien. Unir la mantequilla derretida pero no caliente, la cerveza, la yema de huevo y  la harina tamizada. Mientras montar a punto de nieve la clara con un pellizco de sal. Mezclar una parte de la clara montada a la mezcla anterior, cuando la tengamos integrada unir el resto y mezclar con movimientos envolventes. Tapar la masa con papel film que entre en contacto con ella para evitar que se forme costra en la superficie y dejar levar hasta que doble el volumen.
2.  Cortar el queso en tacos cuadrados y envolverlos con sobrasada , hacer una bola con las manos y llevarlos al congelador como mínimo 30 minutos.
3. Una vez la masa haya levado, retirar las bolas de queso y sobrasada, pasarlas por miel y rebozarlas por la masa con la ayuda de un par de cucharas. Freírlas en aceite de girasol bien caliente ( 185°C) hasta dorar, retirar sobre papel de cocina y servir inmediatamente.

BUÑUELOS DE MANZANA



INGREDIENTES

* 500g harina blanca
* 3 manzanas grandes ralladas
* 150g azúcar
* 100ml anís dulce
* un pellizco de sal
* 3 huevos
* 1 limón
* 1 cucharada de extracto de vainilla
* 80g mantequilla
* 200ml leche
* 15g de levadura química
* 2 cucharadas de semillas de anís
* azúcar glass


ELABORACIÓN




1. Batir los huevos con el azúcar, cuando esté montado, unir el anís, la leche, ralladura de limón, mantequilla derretida, sal, semillas de anís, las manzanas ralladas y la harina con la levadura  tamizada. Mezclar todo muy bien hasta obtener una masa homogénea.
2. Calentar el aceite de girasol ( 185°C) y unir la piel de medio limón para aromatizarlo, cuando esté dorada retirarla. Con la ayuda de una cucharilla ir cogiendo porciones de la masa y freírlos. Cuando estén dorados, retirar y dejar sobre papel de cocina. Inmediatamente pasar por azúcar glass antes de que se enfríen.


Queda claro que me encantan estos mini bocados, ya sean salados o dulces son una tentación. Que os aproveche!!!


Related Posts with Thumbnails