viernes, 5 de febrero de 2016

Carpaccio de boletus con piñones y parmesano



   Saber que un cocinero dispone de tantos premios, estrellas y reconocimientos pues como que lo miras de soslayo y con mucho disimulo por si sólo al pronunciar su nombre se te puede quemar algo al intentar seguir sus pasos. Así que cuando nuestras queridas anfitrionas Abril y Aisha de Cooking the Chef nos comunicaron que el chef del mes era nada más y nada menos que Joan Roca, se me pusieron los ovarios de corbata. Inmediatamente me vino a la mente una receta sencillísima hecha con boletus que vi en su libro. Cosas del destino la última vez que estuve en casa, me regalaron su libro de " Cuina amb Joan Roca. Tècniques bàsiques per cuinar a casa". Los míos van a lo seguro jajajaja, cuando tienen que hacerme un regalo saben cómo conquistarme, entre cacharros de cocina con toque vintage, atrezzo para mis fotos, libros de cocina y productos artesanales de esos que sólo abriendo el envoltorio ya se te hace la boca agua, saben con seguridad que me harán chiribitas los ojos y me pondré a repartir besos y abrazos por doquier. 



   Últimamente voy fatal de tiempo, estoy liada haciendo cosas y cuando me quiero dar cuenta el nuevo mes está a punto de empezar y yo aún sin hacer la receta. Suerte que es cuestión de días porque en nada mis hijos disfrutarán de dos semanas de vacaciones. Qué alegría dejar el despertador dentro del cajón y las prisas en el fondo de la memoria, ahora toca sólo pensar en que invertir las horas para pasarlo a lo grande. Puede que salgamos en busca de la nieve para tirarnos en trineo o simplemente pasear y disfrutar de las vistas de la montaña. Os confieso que no me gusta nada el invierno. El frío, la nieve y el mal tiempo me pone de un melancólico que no va nada de nada con mi cutis. Por mucha crema que me ponga las arrugas del ceño no me las quita nadie, si es que sin querer no hago más que arrugar la nariz jajaja, luego en cuanto veo a mis hijos disfrutando como enanos entonces se me pasa un poco, pero a la que empiezo a perder sensibilidad en mis pies y en la punta de la nariz me entran todos los males. Se nota que soy de mar verdad?. Hace un par de semanas mi hijo tuvo la experiencia de su vida creando un igloo, ahora ya puedo dormir tranquila porque si algún día nos quedamos atrapados en la nieve, nos construirá uno jajajaja, ya le he dicho que yo pongo los cuadros y alfombras para hacerlo más acogedor pero se coge unos cabreos conmigo increíbles, encima que quiero ponerlo bonito! Mecachis estos adolescentes que poco sentido del humor tienen!! Ojalá no me vea yo jamás en la tesitura de tener que crear un igloo, sólo de pensarlo se me ponen los pelos como escarpias! Quita quita, voy a pensar en la receta y dejar a un lado el frío y el hielo. Hablando de hielo y congelado, cuando estuve en el super pijo de aquí hace unas semanas encontré una bolsa de boletus enteros que no tenían mala pinta. No los cogí porque encontré frescos y para la receta de Joan Roca eran la mejor elección ( aunque los que encontré eran demasiado grande) , pero estoy pensando que la próxima vez los compraré, ya tengo en mente un par de recetas en los que me vendrán de perlas. Creo que ha llegado el momento de ponernos el delantal y prepararlo todo para elaborar éste sencillo pero delicioso Carpaccio de Boletus. 

INGREDIENTES



* 60g queso parmesano
* 500g boletus
* 1kg sal gruesa
* puñado de piñones tostados
* cebollino fresco
* 60g aceite de oliva virgen extra
* sal y pimienta
* brotes variados

ELABORACIÓN



1. Limpiar los boletus con mucha delicadeza con  un trapo de cocina humedecido en agua. Colocar una base de sal gruesa en un recipiente, disponer encima los boletus enteros. Cubrirlos con más sal y dejar reposar durante 1 hora.
2. Una vez transcurrido el tiempo, retirar los boletus de la sal, los limpiamos bien y los cortamos en láminas finas con la ayuda de una mandolina. Colocarlos sobre el plato de presentación de la forma deseada. En el caso de no consumirlos en el momento, disponerlos sobre capas de papel de cocina para que no se enganchen entre ellos.
3. Preparar la vinagreta troceando los piñones por la mitad, picar también el cebollino, salpimentar al gusto y unir el aceite, mezclar bien. Salsear los boletus con ésta vinagreta, decorar con el queso parmesano cortado a tiras y los brotes variados ( en mi caso de cebolla y remolacha).




   No os quejaréis de receta eh? La única complicación que tiene es encontrar boletus frescos y a buen precio, eso puede ser misión complicada, así que usar otras setas y me contáis que tal. Qué os aproveche!!

jueves, 4 de febrero de 2016

Garbanzos con Calabaza al curry con pan Naan casero



   Sólo cuando miro a mis hijos me doy cuenta de lo rápido que pasa el tiempo. Yo tengo la sensación de que era ayer que estaba en la universidad, sin preocupaciones, sin obligaciones y responsabilidades y hoy me despierto con un año más a mis espaldas pero sintiéndome tan joven y dispuesta a comerme el mundo cómo entonces. Quizá la energía no sea la misma, hay veces que me duelen hasta las pestañas y mi espalda me recuerda que tengo más edad de la que me gustaría jajaja, pero por lo demás yo me siento en la flor de la vida. Recuerdo cuando tenía 8 o 9 años que veía a gente de 40 y me parecían ancianos, también es cierto que la gente no se cuidaba tanto como ahora, la ropa no ayudaba nada en absoluto a verlos más lozanos y que cuando una tenía que mirar para arriba estirando mucho el cuello porque era una enana cómo que todo se veía mucho mayor de lo que era en realidad. Ahora cuando veo a mis padres y los veo tan jóvenes y guapos cómo si el tiempo no hubiera pasado en absoluto, es difícil que yo pueda apreciar mis propios cambios, por eso cuando me miro en el espejo lo veo casi todo igual que ayer que contaba con uno menos jajajaja...sigo teniendo la misma cara de pan, casi no tengo arrugas, el pelo sigue como siempre, mis ojos verdes ( perdón, según  mi marido verde caguetoso, es que es un hombre de muchos matices y muy gracioso ejem ejem...) siguen con el mismo brillo de siempre, mi cuerpo sí que  ha cambiado después de tener dos hijos, pero yo no me veo con la edad que cumplo hoy y que no os voy a decir cual es  jajajaja, hay que mantener el misterio para darle más emoción al asunto! Como viene siendo tradición en mi familia, el día que uno cumple años elige que se va a comer y el pastel que más le gusta y yo por supuesto no voy a ser una excepción, así que saldremos a cenar para no tener que meterme en la cocina jajajajajaja, es que no tengo nada de ganas de pasarme el día cocinando y luego limpiando!! Así que hoy toca ir al restaurante indio que tanto me gusta para comer un buen plato de curry con su lassi, sus buenos naan de ajo y lo que se tercie. Ya dejaré para el domingo el pastel para celebrarlo con la familia y los amigos que se apunten. 
La casualidad ha querido que hoy, el día de mi cumple sea además  Dijous Llarder, Jueves Lardero, una de mis tradiciones preferidas. Anda que no he comido tortillas de todas las variedades posible, en la playa, con una buena butifarra de huevo y chicharrones para picar! Era lo mejor del invierno, el cole nos llevaba a todos de excursión a la playa de mi ciudad para pasar la mañana y jugar a ver quién acababa mojado hasta las pestañas, siempre había alguien que le pillaba la ola y nunca era yo!! 
Y antes de ayer fue el famoso día de la marmota que nos anunció que la primavera va a llegar ya!! Yuhuuuuu!! No sé porque me pongo tan contenta, porque la verdad es que este invierno ha sido de lo más light que recuerdo, tres días de nieve, eso sí con tormenta incluida, pero poco más. Es la primera vez en años que para encontrar nieve tenemos que subir bien arriba de las montañas, mira que es mala suerte, por una vez en mi vida que me había decidido en ir a esquiar va y no hace frío jajaja, veis cómo lo mío no es la nieve?? Hasta la meteorología lo sabe!
Aunque no vaya a cocinar por mi cumple, no os voy a dejar sin receta, eso está claro así que hoy toca dos recetas indias, un curry de legumbres y verduras que encontré aquí  y un delicioso y fácil pan Naan de Anna Olson. Nos ponemos manos a la obra? A cocinar!

INGREDIENTES 



* 500g calabaza
* 1 cebolla grande roja
* 3 dientes de ajo
* 2 cucharadas de jengibre rallado
* manojo de cilantro fresco
* 1 cucharadita de semillas de hinojo
* 1/2 cucharadita de semillas de cardamomo
* 1 cucharadita de canela molida
* 1 cucharadita de comino molido
* 1 cucharadita de garam masala
* 1 cucharadita y media de sal
* 1/2 cucharadita de pimienta cayena
* 1 cucharada de azúcar moreno
* 400ml de leche de coco
* 250ml caldo de verduras
* un manojo de ajos tiernos
* 800g garbanzos cocidos

Pan Naan

* 140ml agua templada
* 7g levadura seca de panadero
* 1/2 cucharadita de sal
* 2 cucharadas de aceite de oliva
* 1/2 taza de yogurt blanco
* 370g ( 2 y 1/2 taza  )harina blanca 
* mantequilla o ghee 
* sal en escamas 

ELABORACIÓN

1. Pre calentar el horno a 180°C. En una bandeja apta para el horno acomodar la calabaza troceada, salpimentar y unir un buen chorro de aceite de oliva virgen. Hornear de 15-20 minutos, hasta que esté tierna. Retirar del horno y reservar.
2. En una cazuela unir una cucharada de aceite de coco o mantequilla ( en mi caso aceite de oliva virgen extra). Pochar la cebolla cortada en juliana fina junto con los dientes de ajo bien picados, el jengibre rallado, los tallos del cilantro bien picado y las semillas de hinojo durante 6 minutos. Bajar el fuego y unir las especies, la sal y el azúcar. Cocinar por un par de minutos moviendo constantemente. Incorporar entonces la leche de coco, el caldo de verduras y los garbanzos cocidos. Subir entonces la temperatura a fuego medio y cocinar durante 20 minutos, moviendo de vez en cuando y hasta que el curry adquiera un aspecto cremoso.
3. Transcurrido el tiempo retirar del fuego y unir la calabaza asada, los tallos de los ajos tiernos, las almendras laminadas y las hojas de cilantro fresco. Servir con arroz y el pan naan.


 
Para elaborar el pan Naan

1. En un bol grande mezclar el agua templada, el yogurt, el aceite, la levadura y 340g de harina junto a la sal con la ayuda de una cuchara de madera hasta que casi nos resulte difícil mezclar. Espolvorear los 30g restantes de harina sobre la superficie de trabajo y volcar la masa encima. Amasar hasta obtener una masa homogénea durante unos 3 o 4 minutos. Devolver la masa al bol, cubrirlo con papel film y dejarlo en un lugar sin corrientes de aire durante una hora o hasta doblar su volumen.
2. Transcurrido el tiempo dividir la masa en 6 porciones iguales y poner a calentar una sartén de hierro colado.  Con la ayuda de un rodillo estirarlas una a una  dándola una forma ovalada, no debe ser perfecta . Colocar sobre la sartén bien caliente, Dejar cocer durante unos 2 minutos por cada lado o hasta que se formen burbujas y éstas adquieran un buen color dorado. Darles la vuelta y dejarlas el mismo tiempo. Una vez fuera del fuego pintarlas con mantequilla o ghee por ambos lados y espolvorearlas con sal en escamas. Mantenerlas calientes en el horno a 150°C hasta el momento de su consumo.

Una receta con muchos ingredientes pero de las que se hacen en 25 minutos. Un plato perfecto para ésta época, aromático, diferente, exótico y la mar de sabroso. Qué os aproveche!!


jueves, 28 de enero de 2016

Pa de Pagès y Bake the World



   Hay panes y panes, aunque parezca una frase tonta, os digo yo que no lo es. Hay panes que sólo verlos, apretándolos y escuchando como suena su corteza, como sube un aroma inconfundible a buena materia prima, con una miga consistente pero etérea a la vez, que cuando la mojas en cualquier salsa la absorbe y la mantiene como si tuviera un imán en su interior y cuando al masticar puedes ver hasta estrellitas de lo delicioso que está, sabes con certeza que te encuentras ante una hogaza espectacular, un  bocatto di cardinale ....bueno, pues eso es para mí el pa de pagés. Ya sea por mi infancia en Catalunya, por tantas cenas informales tomando éste pan bien restregado con tomate y acompañado de un buen embutido o con una tortilla de patatas, por mis recuerdos del cole con mi buen bocata hecho con un par de rebanadas que hacían que cualquier relleno lo convirtieran en la mejor merienda del mundo...por éstas razones y mil más, puede ser que tenga ese mono irrefrenable de hornear panes sin parar. Ahora estoy a dieta...qué raro, pero incluso con eso, nadie me quita de mi alimentación una buena rebanada de pan al día, así que cada semana sigo horneando en mi casa y probando nuevas recetas. Tengo una pendiente de publicar que es lo más de lo más, a ver si acabo con un par de cosas que me tienen bien liada y me pongo con el blog como  se merece que lo tengo un poco abandonado.
Así que imaginar lo contenta que me puse cuando Bake the World propuso para éste mes mi hogaza de pan preferida. No me costó mucho la receta porque es la que suelo hacer los viernes. Si alguien tiene alguna duda, ya sabéis que como siempre estoy a vuestra disposición, sólo os voy a recomendar algo, ser pacientes, como se suele decir, la paciencia es la madre de la ciencia y en éste caso es fundamental para crear un gran pan, porque si existe algún secreto para hacer bien ésta receta es justamente esa, aquí no se puede ir con prisas, hay que respetar los tiempos de levado y fermentación. Buscaros buenas pelis o series, un libro o iros a dar un paseo, lo que queráis para estar entretenidos y no ir a mirar o tocar a la pobre masa que está en plena faena, de acuerdo?. En mi última escapada a Austria cargué mi maleta de banettons que encontré a un precio regalado, la verdad es que es un gran invento ya que te despreocupas de que el pan en su levado pueda perder la forma y asegurándote que quede con un aspecto espectacular, de auténtico profesional.  No voy a enrollarme más y vamos a ponernos en marcha. Ya sabéis, pre calentar el horno, colocaros vuestro mejor delantal y a amasar!

INGREDIENTES

Prefermento

* 250g harina de fuerza


* 175ml de agua


* 5 g sal


* 5 g levadura fresca de panadero

Masa de pan

* 1 kg de harina de fuerza


* 700ml de agua


* 200g de prefermento


* 20g sal


* 10g levadura fresca de panadero




ELABORACIÓN





1. Preparación del Prefermento-  Mezclar bien todos los ingredientes hasta formar una masa lisa y homogénea. Dejar reposar en un tupper grande dentro de la nevera como mínimo 24 horas. Puede aguantar hasta 6 días en la nevera. Con estas cantidades obtenemos 400g de prefermento, por lo que nos sobrará la mitad para hacer otras preparaciones.

2. En un bol grande unir todos los ingredientes menos la levadura. Con una mano ir mezclando todos los ingredientes incorporando el 80% del agua ( al amasar veremos si necesita toda la cantidad de agua marcada en los ingredientes), si vemos que la masa está demasiado seca ir uniendo más agua. Amasar durante un par de minutos y dejar reposar en el bol 10 minutos. No amasar amasa!! El reposo ayuda a que la masa se relaje y se hidrate bien haciendo que sea mucho más manejable. Pasado el tiempo retomar el amasado, dejar reposar de nuevo 10 minutos. Repetir una vez más y amasar hasta obtener una masa lisa y homogénea. En éste punto que ya tenemos una buena masa, deshacer la levadura en un poquito de agua y colocarla en el centro de la masa, amasar hasta integrarla completamente. Dejar reposar 1 hora en el bol limpio bien untado de aceite. Tapar con un trapo limpio y seco y en un lugar sin corrientes de aire.

3. Transcurrido el tiempo, dividir la masa en dos porciones iguales, amasar ligeramente formando una bola, dejar levar en un banetton o en un bol cubierto con una tela de lino enharinada dejando las uniones ( la parte más fea)  boca abajo. Cubrir con un trapo de cocina mojado bien escurrido para evitar que forme corteza. Dejar levar entre 4-5 horas en un lugar sin corrientes de aire ( por ejemplo dentro del horno).


4. Pre calentar el horno a 220°C . Introducir un recipiente con agua para crear vapor durante la cocción. Coger la masa de pan y darle la vuelta , dejando a la vista la unión de la masa al darle la forma redondeada, colocarlo sobre papel de horno e introducir en el horno sobre la bandeja ya caliente. Dejar cocer 10 minutos con vapor, retirar el recipiente apto para horno con el agua y bajar la temperatura a 200°C, cocer 35 minutos . Al retirar el pan y darle en la base debe sonar a hueco, eso indica que está perfectamente cocinado. Dejar enfriar sobre una rejilla.

** Cocción en cocotte o en una olla- Una media hora antes de introducir el pan en el horno, dejar calentar la olla ( no debe tener embellecedores o apliques que no sean aptos para el horno) . Una vez el horno haya alcanzado la temperatura indicada, retirar la olla o cocotte del horno, colocarla sobre la vitro, esparcir harina o sémola de trigo en la base, coger el pan, darle la vuelta dejando la parte fea arriba, visible, esparcir un poco de harina por encima de la masa ( todo esto con muchísima precaución puesto que la olla está muy caliente). Colocar la tapa de la olla y al horno, bajar la temperatura a 200°C y cocer 40 minutos. Transcurrido el tiempo, retirar la tapa y dejar dorar unos 25 minutos. 
  

Es una hogaza de pan espectacular, es de esas recetas que tenéis que probar a hacerla en casa si o si. Que os aproveche!!

miércoles, 13 de enero de 2016

Pizza Cake y las Cooking Challenge!!



    Se acabaron las fiestas, las celebraciones, las comidas especiales y por fin vuelta a la rutina. Lo cierto, es que poco he tenido de lo anterior comentado, estas navidades he cocinado poquísimo y nada fuera de lo normal. He estado en modo off todo el tiempo y la verdad es que no ha sido de extrañar porque cogí un virus que se hizo amigo de un par de bacterias y me han dejado con un trancazo enorme y que aún sigue conmigo. Parece ser que les he caído en gracia y no las saco de mis pulmones ni con aguarrás. Incluso con ellos no he tenido más remedio que hacer las cosas normales de la casa, eso sí, a mi ritmo y lo que me dejan mis ataques de tos que me llevan por el camino de la amargura. Suerte del trípode porque si no imposible hacer las fotos jajaja, todas movidas!! El tiempo tampoco ayuda porque vamos, menudo cachondeito de mes de diciembre y enero. Esto es de risa! Hemos pasado las navidades como si estuviéramos en el mes de mayo, un sol y unas temperaturas ideales y desde hace casi dos semanas lloviendo sin parar, una ventolera terrible y unos días grises y negros que no ayudan nada  a levantarse de la cama. Y al parecer lo peor está por llegar porque a partir de hoy aquí se espera nieve ( y ya lo está haciendo) y temperaturas de -15°C. Así que ya lo tengo todo listo para ponerme el uniforme y dejar de mover las articulaciones de los brazos de lo embutida que me pienso poner. El problema vendrá cuando tenga que entrar en los supermercados o tiendas que tienen la calefacción a toda pastilla...para que os hagáis una idea es como pasar de estar en la Antártida y de golpe y sin preparación alguna a una playa de Dubai: los poros revientan, se vuelven rojo-púrpura, empiezas a sudar y te entra un ataque descontrolado y deseos irrefrenables de despelotarse sin que tenga delante a un Hugh Jackman o un Josh Duhamel que siempre son un aliciente. Lo bueno es que le pasa a todo el mundo así que la entrada de los centros comerciales se convierten sin querer en vestuarios improvisados, así que consejo, poneros ropa interior bonita por si hace tanto calor que os quedéis en paños menores, nada de las bragas color carne que tanto favorecen  jajaja. 




    Mi hijo se va la próxima semana a hacer trekking con la escuela,  lo más normal en éstas fechas. Si intentas mantener un diálogo con el instituto sobre la posibilidad de dejarlo para una época con mejor tiempo y evitar que tengan que amputarles algún dedo de las manos o los pies e incluso la punta de la nariz por efecto del frío helador, te miran de soslayo y alucinan con tu insinuación. Los padres no tenemos ni voz ni voto, pero tampoco los alumnos, aquí se imponen sus condiciones y no hay posibilidad alguna de cambio o alteración. Así que voy a pasar unos días de lo más angustiada sabiendo que el pobre se va a congelar vivo. Le voy a meter de todo en la mochila, ya le he comprado unos cuantos calzoncillos cuello cisne para que vaya bien cubierto de capas como las cebollas para que esté bien calentito. Y ya lleva unos días comiendo bien de guisos y estofados para acumular energía suficiente para aguantar cinco días de caminatas sin descanso. Hoy sin ir más lejos se ha comido esta maravillosa pizza cake que le ha sabido a gloria. Se la he rellenado de chorizo y queso de cabra y pimientos asados, pero se pueden hacer de cualquier sabor que os guste. Otra variedad que le encanta es la de cebolla caramelizada, higos y queso de cabra. Imaginación al poder!. En mi caso he utilizado la masa para pizza casera del genial Ibán Yarza, pero si no tenéis ganas de amasar y disponéis de poco tiempo, la masa comprada también da buenos resultados.
Queréis más ideas de pizzas? Pues no podéis faltar en los blogs de mis queridas Cookings. Aquí os dejo sus enlaces, sólo dando click en sus nombres podréis ver sus creaciones: Núria, MJose, Ly, Lourdes y Rosa.
Vamos a ponernos a hornear!!

INGREDIENTES



Masa de Pizza Ibán Yarza

* 525g harina panificable
* 11g sal
* 340g agua templada
* 20g aceite oliva virgen extra
* 5g levadura fresca de panadero ( 1,5g levadura seca de panadero)

Relleno

* salsa de tomate 
* chorizo
* pimientos asados
* queso de cabra
* queso parmesano
* queso rallado mozarella

ELABORACIÓN



1. Preparar la masa de pizza casera - Disolver la levadura en el agua templada, incorporar el resto de los ingredientes al bol y mezclarlos con la mano, obtendremos una masa pegajosa. Dejar reposar 15 minutos en el mismo bol, transcurrido el tiempo pasarla a la superficie de trabajo ligeramente enharinada y pliégala sobre sí misma. Dejar de nuevo reposar otros 5 minutos y dividirla en tres porciones de 300g cada una. Formar una bola con cada una de ellas y guardarlas en tres tuppers untados con aceite previamente, taparlas y dejarlas en la nevera hasta un máximo de 4 días.

2. Para hacer el cake he utilizado una porción y media de masa.
Pre calentar el horno a 225°C. Con cuidado retirar la masa del tupper y colocarla sobre la mesa de trabajo. Aplastarla con la yema de los dedos, empezando por la parte más cercana a ti y dirigiéndote hacia delante, repite ésta operación un par de veces hasta conseguir que la masa mida el diámetro del molde de cake. Recortar dos bases, colocarlas sobre papel de cocina bien separadas entre sí y meterlas en el horno en la parte más baja y dejarlas hornear durante 5 minutos o dorar ligeramente. Retirar del horno y reservar.
Mientras estirar otra porción de masa y forrar la base y las paredes del molde de cake con ella. Colocar en la base una cucharada generosa de salsa de tomate, encima las lonchas de chorizo, tiras de pimiento asado previamente pelado y trozos de queso de cabra, cubrir con queso rallado. Cubrir con una de las bases de pizza previamente horneadas. Cubrir de nuevo con salsa de tomate, chorizo, pimientos, queso de cabra y queso rallado. Cubrir con la segunda masa pre cocinada de pizza y repetir con el relleno, terminando con una generosa capa de queso rallado. Introducir en el horno en la parte central  y hornear durante 15-20 minutos o hasta dorar completamente ( esto dependerá de cada horno).
Servir inmediatamente. 



    Hoy sólo una pizza pero no me negaréis que no es especial?. Rellenarla a vuestro gusto, de verduras asadas y queso, de chile con carne para los más atrevidos, diferentes rellenos por capa...imaginación al poder. Que os aproveche!!!

martes, 5 de enero de 2016

Julia Child's French Loaf



   Si no llega a ser por la maravillosa Julia Child creo que no hubiera empezado a publicar en el blog. El primer libro de cocina que me regaló mi marido fue justamente el de ésta genial mujer. Llevaba muy poco tiempo viviendo en Inglaterra y la verdad es que entre lo aburrida que estaba y lo poco que dominaba el inglés, me pasaba el día mirando la tele y sobretodo programas gastronómico para luego experimentar en casa y estar algo entretenida. Allí fue cuando la vi por primera vez y aluciné con sus recetas, lo estricta que es con sus indicaciones y lo mucho que se cansaba jajaja, eso de amasar y hablar al mismo tiempo me la dejaba sin aire pobrecita mía!. Revisando estos días el vídeo ( aquí os dejo el enlace) me partía cuando en el punto álgido del amasado se le escapa la rasqueta volando o el spray al rociar los panes jajajaja,  eso sin contar lo mal que lo debían pasar los pobres controladores de sonido cuando Julia después de vaciar cada una de las tazas de harina le daba un toque encantador que supongo haría reventar el tímpano de los realizadores del programa jajaja, y todo con una naturalidad sorprendente!!! Es genial ! Si alguien tiene la culpa de que yo haga pan en casa es única y exclusivamente suya..he dicho!! Pero os tengo que confesar que fue un verdadero desastre jajaja. Lo mío nunca han sido los idiomas, soy negada, lo que pasa que a fuerza de codos y mucha memoria se consiguen milagros. Así que cuando vi el episodio de hacer baguettes en casa puse todos mis esfuerzos por entender lo que decía y apuntarlo todo. El problema vino cuando fui al super y me puse a buscar los ingredientes. En cuanto a la harina no hubo dificultad, pero cuando llegué al apartado levadura como que me cortocircuité!. Yo la única que conocía era la levadura royal y como es mejor siempre lo malo conocido que lo bueno por conocer, toda iluminada y feliz me decanté por la baking powder. Ya os podéis hacer una idea que aquella masa por muchas horas que la dejara levar no la subía ni con sistema polea. Salió un verdadero desastre de pan, algo incomible pero eso no me frenó para seguir insistiendo y preguntando en la panadería por la famosa levadura de panadero. Después de aquel infructuoso primer intento vinieron cientos mas y la verdad que ya exitosa y más feliz que una perdiz. Por ello hoy no podía faltar en el reto de mis queridas Aisha y Abril de Cooking The Chef. 




   Hacer pan es como un pequeño milagro, y ahora que tenemos a la vuelta de la esquina el día de Reyes como que traeros ésta receta venía que ni pintada. Con tan sólo cuatro ingredientes podemos hacer magia en la cocina y crear un producto básico en nuestra alimentación.  Un poco de tiempo, otro poco de amasado y un horno son suficientes para hacer el mejor milagro de la historia. Y además que los ingredientes son fáciles de conseguir, ni siquiera la harina supone un gran problema pues cómo dice muy bien Julia tenemos que utilizar harina común, ya que tiene un contenido más bajo en gluten y va perfecto para el buen desarrollo de la receta. Cuando le comentaba a mi madre que llevaba todo el día liada haciendo pan se ponía las manos en la cabeza diciéndome que me lío más que la pipa de un indio, pero en realidad no es así. Es sólo cuestión de esperar, y cumplir con todos los tiempos de levado, trabajo lo que dice trabajo hay muy poco. Y aunque hubiera tenido que pasarme horas de pie en la cocina, el resultado es tan espectacular que hubiera merecido la pena. Salen unas baguettes crujientes, deliciosas y como si un panadero profesional las hubiera preparado. En las explicaciones que os doy para dar forma al pan os voy a remitir al vídeo porque como siempre digo, una imagen vale más que mil palabras. Y os digo que lo hagáis tal y como indica el maestro panadero francés, salen perfectas y ya nunca más amasaréis de otra forma. Te aseguras que mantenga la forma para los siglos de los siglos. Nos ponemos con la receta? Yo creo que sí, porque el proceso es bastante largo, contar con unas 7 horas desde que comenzamos hasta que las sacamos del horno, así que no perdamos más tiempo, a ponerse el delantal!!

INGREDIENTES



* 3 tazas y 1/2 de harina blanca común 
* 7g levadura seca de panadero
* 1 taza y 1/2 agua a temperatura templada
* 2 y 1/4 cucharadita de sal ( yo 2 y 1/2 cucharadita)
* sémola de trigo

ELABORACIÓN



1. En un bol pequeño mezclar la levadura con 1/3 de taza de agua templada. Dejar unos 4 minutos que se hidrate después de mezclarla  bien.
2. En otro bol grande mezclar la harina junto con la sal. Después de hidratar la levadura unirla a la harina junto con el resto del agua a temperatura ambiente. Mezclar con la ayuda de una espátula sin acabar de mezclarlo todo bien, dejar reposar unos cinco minutos para que la harina se hidrate. Continuar mezclando uniendo todos los ingredientes durante unos 5 minutos. Dejar reposar la masa 10 minutos. Volver a amasar durante un minuto. Dar forma de bola y dejar reposar otros 10 minutos en el bol cubierta con papel film. Transcurrido el tiempo, volver a amasar otro minuto más, devolver la masa a un bol limpio, cubrir con papel film y dejarla levar hasta que triplique su volumen ( unas 2 horas y media ) en un lugar sin corrientes de aire. Pasado el tiempo, amasarla durante un minuto, darle forma de bola  y devolverla al bol por 2 horas y media más hasta que duplique su volumen. 
3. Sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada volcar la masa y doblarla sobre sí misma, dividirla en tres porciones iguales , separarlas y dejarlas reposar durante 5 minutos para que repose la masa.
4. Dar forma a las baguettes ( aquí el vídeo) y dejarlas reposar sobre un trapo de cocina bien enharinado, cubrirlas con papel film y dejar levar durante 1 hora y media 2 horas hasta que tripliquen su volumen.
5. Pre calentar el horno a 235°C con la bandeja del horno en la parte más baja. Pasar los panes sobre el papel de horno con mucho cuidado, espolvorear bien los panes con harina y sémola de trigo, hacer tres cortes en la superficie de la masa. Con la ayuda de un pulverizador lleno de agua, pulverizar bien los panes. Meterlas en el horno . A los dos minutos , volver a pulverizar los panes y las paredes del horno. A los 4 minutos, repetir la pulverización. A los 6 minutos, pulverizar y mover la bandeja de horno a la parte central. Dejar la cocción 20 minutos más o hasta dorar. Retirar las baguettes del horno, golpear la base, si suena a hueco los panes están hechos. Dejar enfriar completamente sobre una rejilla durante unas dos horas. 

   Os tengo que decir que es la receta definitiva para hacer estos panes franceses. Sólo tienen un defecto, que si no te las comes el mismo día pierden todo su crujiente, aunque si mantienen su sabor y textura. Pero yo os doy la solución, simplemente pulverizar los panes con agua y hornearlos durante 5 minutos en horno pre calentado a 220°C, volverán a conseguir ese crujiente tan apetecible. 
Antes de irme, Feliz 2016!! Yo no lo he empezado con buen pie que digamos, estoy con una bronquitis que no me deja casi ni respirar pero vamos, que en nada estaré con la energía que me caracteriza ! Que os aproveche!!!

martes, 29 de diciembre de 2015

Recetas para regalar por Navidad y las Cooking Challenge!!



   Estas fechas están pudiendo conmigo. Creí ser más fuerte pero no, soy débil, que se le va a hacer!. Avisé a mi querida Maragda que era la encargada de elegir tema para el mes de diciembre que no contara conmigo hasta finales de mes porque sabía con total seguridad que no iba a llegar. Ella que es un amor ya me comentó que no me preocupara por nada del mundo, que cuando me apeteciera que me pusiera con la entrada. Y hoy llegó el día. Es que ó lo hago ahora o ya me pueden dar las campanadas del próximo 2017!! Si sí estoy apática perdida, imaginar si estoy mal que ni ganas de salir a gastar, desde ayer todos los comercios colgaron el deseado " rebajado" en los escaparates, pues ni con esas!. Lo estoy escribiendo y miedo a mi mismamente me estoy dando...voy a tener que meterme vía endovenosa un chute de gingseng o de esa bebida que te da alas que tanto asco me da... es que ni ganas de cocinar tengo. Suerte que lo que hoy os propongo ya lo tenía hecho porque si no me presento aquí con una foto de una olla vacía o la puerta de mi horno a modo representativo jajajaja. Cuando nuestra Maragda nos propuso el tema del mes lo tuve clarísimo, no hay nada que me guste más  en éste mundo que cocinar para agasajar y regalar a los demás. Me gusta más que comérmelo yo, En cuanto llega noviembre me pongo como loca a preparar masas de galletas para luego preparar bolsas e ir regalando a los amigos. Luego según las opiniones voy haciendo un ránquing y así ir confeccionando unas u otras y cambiar para el adviento siguiente. Este año me quedé con las ganas de hacer más panettones para enviarlos a la familia, pero entre el viaje y los días de espera no tenía nada claro si hubieran llegado en buenas condiciones. Yo si recibiera un paquete de polvorones o galletas hechas con cariño y especialmente para mí me pondría hasta a llorar de la emoción. Por supuesto que si me dieran un anillo de brillantes también reaccionaria de igual forma jajaja, anda la leche que una no es de piedra, pero es que esos detalles homemade me llegan al alma. Si queréis un consejo ahora que llegan los reyes magos, no hay nada mejor que comprar unas tazas bonitas, llenarlas con galletas caseras, envolverlas con gusto y os marcáis un regalo 10!. Aprovechar los mercados de navidad para comprar algún detallito para acompañar esos paquetes o para coger buenas ideas. Estos días hemos estado en unos cuantos y puedo decir que cada día me gustan más.



   El otro día estuvimos en Colmar y aunque lo conozco como si lo hubiera montado yo, me chocó ver la gran seguridad que había. Lo sabía, porque después de los atentados de París, leí que cualquier concentración sería sometida a rigurosos controles y seguridad, pero hasta que no lo ves no te haces a la idea. Me pareció rarísimo pasear entre figuritas, belenes,  puestos de chocolates, vino caliente y de pronto encontrarte de cara a seis militares vestidos de camuflaje con una metralleta firmemente cogida y granadas colgando de sus uniformes,,,, totalmente salido de una peli!. Creo que el  mundo ha cambiado y a partir de ya esto será lo normal en nuestras vidas nos guste o no. Si lo pensáis bien es realmente triste, celebrando la navidad, época de paz, felicidad, amor entre semejantes y estar pendiente al mismo tiempo de si algún desgraciado se le cruzan los cables y cree ser el señalado para matar a quién se le ponga en su camino.
Si me lo permitís me encantaría pedir un deseo para éste 2016 que tenemos a la vuelta de la esquina, quiero ser feliz, y para que esto ocurra no quiero vivir con miedo por culpa del terrorismo. Y además quiero salud para todos los míos, dinero que nunca viene mal pero vamos, que no es fundamental y tener ganas de disfrutar de la vida, si esto último falta complicado cumplir con lo demás. Y lo más importante, quiero tener muchas ganas de cocinar y fotografiar para mostrarlo aquí y regalarlo a todos vosotros que pasáis por mi humilde casa. 
Queréis ver que es lo que he preparado? Pues no lo demoremos más, aunque antes permitirme que os remita a los blogs de mis cookings para ver qué es lo que han preparado, Ellas son Núria, Ly, Maragda, MJose, Rosa y Lourdes.

GALLETAS SPITSBUBEN CON LEMON CURD



INGREDIENTES

* 250gr mantequilla
* 100gr azúcar glass
* 14gr azúcar de vainilla
* 1 cucharadita de pasta de vainilla (opcional)
* 1 clara de huevo
* 350g harina de repostería
* 4 cucharadas soperas de azúcar glass
* 100gr lemon curd



ELABORACIÓN

1. Batir la mantequilla en pomada con el azúcar glass y el azúcar de vainilla. Batir ligeramente la clara de huevo que también debe de estar a temperatura ambiente y unir a la mezcla de mantequilla junto con la harina tamizada, amasar hasta obtener una masa que se despega de las paredes del bol, envolver con papel film y reservar en el frigorífico durante 1 hora.
2. Entre dos hojas de papel sulfurizado, estirar con la ayuda de un rodillo la masa dejándola de un grosor de 3mm. Cortar la mitad de la masa con el corta pastas de la forma deseada entera y la otra mitad con un agujero central, Colocar las galletas sobre la bandeja del horno previamente cubierta con papel sulfurizado  y llevar a la nevera unos 20 minutos.
3. Pre calentar el horno a 200°C y hornear las galletas 6-8 minutos, hasta que estén doradas y dejar enfriar.
4. Colocar una cucharadita de lemon curd en las bases de galleta y cubrir con otra galleta con un agujero central. Espolvorear con azúcar glass.

La receta de Lemon Curd la podéis encontrar aquí.

GALLETAS MAILÄNDERLI



INGREDIENTES

* 250g mantequilla
* 225g azúcar
* 1 pizca de sal
* 3 huevos
* 1 limón
* 500g harina repostería
* 1 yema de huevo

ELABORACIÓN



1. En un bol grande mezclar la mantequilla en pomada con el azúcar hasta blanquear. Unir la pizca de sal y la ralladura del limón, batir los tres huevos y unirlos también a la mezcla, integrar bien. Por último unir la harina y mezclar bien hasta que la masa se despegue de las paredes del bol. Envolverla entonces en papel film y llevarla a la nevera como mínimo 2 horas.
2. Transcurrido el tiempo, en la superficie de trabajo ligeramente enharinada y con la ayuda de un rodillo extender la masa de galletas dejándola de un grosor de 5mm. Cortar porciones con los corta pastas que más os gusten. Colocarlas sobre la bandeja del horno cubierta con papel sulfurizado y llevar a la nevera por 15 minutos
3. Pre calentar el horno a 200°C. Retirar las galletas de la nevera y pintarlas con la yema de huevo. Hornear durante 10 minutos colocando la bandeja en el centro del horno y con la puerta ligeramente abierta. Dejar enfriar.

Una vez frías podéis decorarlas con chocolate, o una glasa real... a gusto de cada uno.

MANTECADOS DE CHOCOLATE Y DE CANELA



MANTECADOS DE CANELA

* 250g harina blanca
* 100g azúcar glass
* 1 cucharada de canela en polvo
* 1 cucharadita de licor de anís
* 1 limón
* 125cc de aceite de oliva virgen extra
* azúcar glass para decorar

ELABORACIÓN

1. Tostar la harina - para ello colocaremos la harina en una bandeja de horno y la dejaremos cocinar 20 minutos a 150°C moviéndola cada 5 minutos. Transcurrido el tiempo, pasarla a un bol y dejarla enfriar completamente.
2. Transcurrido el tiempo mezclar la harina ya tostada con la canela, la ralladura del limón, el anís, el azúcar glass y el aceite. Mezclar bien integrando todos los ingredientes, acabar de amasarla sobre la superficie de trabajo. Colocarla sobre papel film y llevarla a la nevera por 30 minutos.
3. Transcurrido el tiempo, espolvorear la encimera con un poco de harina y con la ayuda de un rodillo estirar la masa dejándola de un grosor de 1,5cm. Con un corta pastas cortar los mantecados, colocarlos sobre la bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado. Hornearlos a 170°C durante 15 minutos. Dejar enfriar completamente antes de retirarlos de la bandeja de horno. espolvorearlos con azúcar glass.

MANTECADOS DE CHOCOLATE



* 400g harina blanca
* 225g manteca de cerdo
* 150g azúcar glass
* 2 cucharadas de licor de anís
* 50g cacao en polvo
* 1/2 cucharada de canela en polvo
* semillas de sésamo

ELABORACIÓN

1. Proceder de la misma forma que los mantecados de canela, incluyendo en la mezcla el cacao en polvo. Antes de introducir en el horno espolvorear cada uno de ellos con semillas de sésamo.




   Recetas fáciles, perfectas para hacer en compañía de los más peques de la casa y pasar una tarde de lo más entretenida. Aprovecho para desearos a todos una buena entrada en 2016. Feliz Año!!!

Roscón de Reyes de Chocolate y Bake the World



   Aún no tengo muy claro ni cómo estoy aquí sentada escribiendo la entrada, porque la verdad es que no tengo ni la motivación ni las ganas necesarias. Suerte del reto Bake the World, una gran iniciativa para todos aquellos que disfrutan horneando como yo, porque si no llega ser por esto ni me hubiera metido en la cocina. Cada día que pasa parece como si se me acabara la poca energía que tengo. Aunque hemos estado unos días fuera y disfrutando de lugares fantásticos no han sido suficientes para recargar fuerzas y superar airosa éstas navidades. Deseando estoy que todo vuelva a la normalidad! Es que por no haber no hay ni nieve! En casa tenemos una tradición genial de pasar el día 1 en la nieve con los trineos o paseando por los márgenes de los lagos de al lado de casa y comprobar lo grueso que está el hielo, calzarnos las botas y pasarlo pipa a ver quién gana la batalla de bolas...pues ésta vez ni eso! Niebla para dar y regalar, pero ni un sólo dichoso copo de nieve. Vamos a tener que buscar otra tradición...quizá recoger flores en el campo jajaja, hay árboles frutales floreciendo!! Alucinante!
Espero de verdad que no se le ocurra nevar en junio porque me va a dar algo.
Llegué a pensar que si recreaba en casa un gran ambiente navideño aportando los grande aromas de un delicioso roscón de reyes, quizá se animara el tiempo y nos regalase una bonita estampa todo nevado. Pues ni con esas! Los que se quedaron alucinados fueron los vecinos, porque el olor del roscón inundó todo mi pueblo. Desde que utilicé la receta de Ibán Yarza cómo que no me había animado a utilizar ninguna otra más, pero cómo ya la tenía en el blog me decanté por otra al chocolate por eso de variar un poco. No está nada mal, pero me sigo quedando con la original. En mi casa no han opinado lo mismo porque son chocoadictos y por lo tanto no son nada objetivos jajaja. Les metes en un plato de coliflor una picada de chocolate y se lo comen sin rechistar...no tienen remedio!! Una de las diferencias significativas de éste roscón es que no usa una masa fermentada previa, si no que mezcla todos los ingredientes y después de un ligero levado se deja reposar en la nevera toda la noche. Creo que me gusta éste método porque dejarlo todo ya amasado genera muchísimos más aromas y es mucho más rápido, porque el día en cuestión  sólo debemos armarlo, decorarlo y dejarlo levar lo suficiente ( en mi caso me despisté y se pasó de levado ejem ejem ...) y lo podemos tener listo para la hora de comer. Pero lo de siempre, para gustos colores
Queréis ver la receta? Pues venga vamos a ponernos manos a la obra.

INGREDIENTES

* 25gr levadura fresca de panadero
* 125cl leche templada
* 3 huevos
* 100gr azúcar
* 60gr mantequilla
* 1 cucharada de licor de naranja ( sirve igual ron, cognac...)
* pizca de sal
* 500g harina panificable + 50g extra
* 40g cacao en polvo
* 1 cucharadita de canela en polvo
* 1 cucharadita de ralladura de naranja
* 1 cucharadita de agua de azahar ( opcional)
* 1 huevo
* chocolate, nuez de mantequilla, chips de chocolate, naranja confitada, bolas de chocolate





ELABORACIÓN

1. En un bol mezclar la leche templada y la levadura , dejar reposar unos 10 minutos para que fermente. Reservar.
2. En otro bol mezclar los tres huevos con el azúcar, unir el licor, el agua de azahar y la ralladura de naranja.Unir la mezcla de leche y levadura. Reservar.
3. En otro bol mezclar la harina junto con el cacao, la canela  y la pizca de sal. Unir la mezcla de huevos y comenzar a mezclar con una cuchara de madera. Cuando nos resulte difícil mezclar, verter la masa sobre la superficie de trabajo enharinada con esa harina extra marcada en los ingredientes  e ir amasando plegándola sobre si misma y haciéndola rodar por la mesa. Incorporar entonces la mantequilla en dados, blanda pero no derretida. Dejar reposar un par de minutos y retomar el amasado unos 8-10 minutos hasta incorporarla completamente y obtener una masa lisa y brillante. Formar una bola y dejarla fermentar en un bol tapada durante una hora. Transcurrido el tiempo, meterla en la nevera toda la noche. 
4. Al día siguiente retirarla del frigo, dejarla una hora a temperatura ambiente. En la superficie de trabajo amasarla ligeramente durante un minuto. Formar una bola y con los dedos ir agujereando el centro abriendo la masa dándole la forma característica del roscón. Colocar en éste momento el haba y el rey escondiéndolos dentro de la masa del roscón. Pintar con huevo batido. Colocar en el centro un aro de emplatar bien aceitado, de ésta manera conseguiremos que mantenga la forma aunque leve.
Dejar reposar cubierto con papel film engrasado en un lugar sin corrientes de aire hasta que doble su volumen. Transcurrido el tiempo retirar el papel film y el aro central. Volver a pintar con huevo batido y hornear en horno pre calentado a 180°C durante 40 minutos. Dejar enfriar.
5. Decorar al gusto con chocolate y chips de chocolate, bolas, naranja confitada... Podéis abrirlo por la mitad y rellenarlo con nata montada.

No es una receta complicada, sólo requiere un poco de paciencia y tiempo. Os deseo un Feliz 2016!


Related Posts with Thumbnails