lunes, 23 de marzo de 2015

Las Galletas de la abuela



    Sólo leyendo el título de la receta ya sabes que la receta va a ser un éxito. Los conocimientos culinarios de nuestros mayores no tienen precio, con cuatro ingredientes, un cazo y un poco de fuego se montaban unos ágapes que ya quisieran muchos grandes chefs. Estas galletas no son una receta de mi abuela, ahora que lo pienso bien, ninguna de las dos eran muy dichas en éste menester, eran más de dulces tradicionales, las rosquillas de mi abuela Carmen son lo mejor que he comido en mi vida, y de mi abuela Basi si hacéis un recorrido por mi lista de postres del blog encontraréis unos cuantos maravillosos y deliciosos. La receta de las galletas que os traigo hoy es de la abuela de la  cocinera Leila Lindholm, me encantan sus libros y sus recetas, tengo tres de sus libros y son muchas noches que han sido lectura obligada antes de ponerme a dormir. Tienen un toque rústico precioso, si os soy sincera, cuanto más imperfecto veo un pastel, unas galletas o un glaseado más me gusta, desconfío de la perfección, hay muchas veces que veo cosas por la red que me hacen buscar el papel de la pastelería dónde se ha comprado jajajaja, no os ha pasado alguna vez?. Seguro que estoy equivocada y la gente es una virtuosa en la repostería! Desde que llegué a Suiza me entró el gustirrinín por el mundo galletil. Ya os lo he comentado en más de una ocasión, en las semanas de adviento es típico de éstas tierras preparar doscientos mil quilos de galletas para obsequiar a los amigos y familiares y para ofrecer a los invitados en las cenas previas a la navidad. He llegado a preparar diez variedades diferentes para hornearlas en un mismo día! Yo es que cuando me pongo no tengo stop jajaja, me voy emocionando y encuentro unas y otras, y aquellas de más allá y ya que se ensucia la cocina qué más da un poco más. Luego pasa lo que pasa, que acabo con un dolor de espalda que debo reposar tres semanas seguidas, pero y lo bien que me lo he pasado? . Sólo hay una cosa que se me resiste, y no es otra que el glaseado. Todo tiene su explicación y es que después de sufrir una salmonelosis que me dejó traumatizada no puedo tocar huevos aunque conozca a su padre y a su madre. No me fío un pelo de ellos. Aquí no he encontrado claras pasteurizadas, así que en uno de esos viajes que haga a casa las compraré y me liaré a decorar galletas. Pero mientras tanto a seguir cocinando y buscando recetas sencillas y buenas de galletas. Las de hoy son una de esas, en un plis plas haces la masa, le pones los sabores que más te gustan , con la ayuda de los más peques os ponéis a montarlas y en nada están horneadas. Lo mejor es que de una base se consiguen infinidad de galletas diferentes. Con la receta base se  divide en 4 porciones iguales y a cada una se le unen diferentes ingredientes, chocolate y avellanas, en otras ralladura de naranja y piñones...yo he preparado los que indicaba Leila en su libro, pero para gustos colores, os toca a vosotros crear nuevos sabores y después a contármelos.
Encendemos el horno? Vamos a empezar.

INGREDIENTES




Receta base

* 330g harina blanca
* 80g harina refinada de maíz ( maizena)
* 90g azúcar glass
* 300g mantequilla fría
* 1 sobre de azúcar de vainilla
* 1/2-1 cucharada de agua fría

Sabores

* 60g chocolate al 70%
* 100g avellanas
* ralladura de 2 naranjas
* 50g piñones
* 60g mermelada de fresas
* 2 cucharadas de azúcar moreno
* 1 cucharadita de canela molida
* 1 huevo para pintar

ELABORACIÓN




1. Mezclar en un bol amplio la harina, maizena y azúcar glass y el sobre de azúcar de vainilla. Cortar la mantequilla fría en cubitos y mezclar con los ingredientes secos con la ayuda de los dedos. Unir primero media cucharada de agua fría hasta que se forma una bola con la masa, si vemos que está muy seca, unir media cucharada más, hasta que se unan todos los ingredientes. Dividir la masa en cuatro porciones iguales. Dos de ellas, envolverlas por separado en papel film y llevar a la nevera 1 hora.
2. Picar bien el chocolate y 3/4 partes de las avellanas ( reservar unas cuantas enteras para la decoración final), mezclar bien con la masa de galletas, envolver con papel film y a la nevera 1 hora.
3. Rallar dos naranjas previamente lavadas y secas, picar los piñones ( reservar unos pocos para la decoración). Mezclar bien estos dos ingredientes con la tercera porción de masas de galletas que teníamos reservada. Envolver bien con papel film y llevar a la nevera 1 hora.
4. Pre calentar el horno a 175°C.
Una vez transcurrido el tiempo, retirar del frigo la masa de chocolate y avellanas, coger pequeñas porciones de masa, hacer bolas con ellas intentando que sean todos del mismo tamaño, colocarlas sobre las bandejas cubiertas con papel de cocina separadas entre sí. Aplastarlas con la palma de la mano, pintarlas con huevo batido y colocar una avellana entera en el centro. 
-Proceder del mismo modo con la porción de masa de naranja y piñones.
-Con la tercera porción de galletas sin sabor, coger pequeñas porciones de masa , hacer bolas del mismo tamaño, colocarlas sobre la bandeja del horno, aplastarlas con la palma de la mano, con la ayuda de un tenedor hacer marcas en dos sentidos sobre la galleta , pintar con huevo batido y esparcir por encima la mezcla de azúcar moreno y canela.
- Con la última masa, hacer pequeñas bolas de igual tamaño, colocarlas sobre la bandeja de horno , hundir el pulgar en el centro de la bola de masa y rellenar el hueco que hemos creado con la mermelada del sabor que más nos guste.
Hornearlas durante 15-18 minutos, hasta dorar,  a mitad de cocción , dar la vuelta a la bandeja para conseguir un horneado uniforme.

   Esta es una de esas recetas que no pueden faltar en vuestro recetario de confianza, fácil, versátil, y perfecta para compartir con la familia y los amigos. Que os aproveche!!
 

jueves, 12 de marzo de 2015

Buñuelos de Anchoas y Queso, de Sobrasada,queso y miel, y buñuelos de Manzana..quién da más!! Cooking Challenge!!



   A la que me sobra algo de verdura me plantifico el delantal y para cenar me lío a preparar buñuelos, es más, esas verduras como coliflor, brócoli que en mi casa no las quieren ver ni en pintura, es la mejor de las salidas que conozco para que todos se lo coman sin rechistar. Hace ya tiempo os puse una receta italiana que para mí es una de las que mejor resultado me han dado usando la coliflor como parte de la masa del buñuelo y es hoy que los sigo haciendo y nadie se entera de su ingrediente principal, es pura magia! Aquí os dejo el enlace para que veáis que simple y resultona es la receta.
Para ésta ocasión quise jugar con tres métodos distintos para obtener un mismo resultado. Eso es lo que más me gusta de la cocina, que trabajando con elaboraciones  diferentes podemos obtener un mismo resultado. Esta fritura es muy socorrida y te saca de más de un apuro cuando tienes visitas inesperadas y no sabes que preparar. Ahora estaba haciendo memoria y fuera de los buñuelos de bacalao que solíamos comer como tapa en los bares, mi madre no ha sido mucho de hacerlos en casa. Es mas, creo que soy yo la única que los hacía y tuve que pasar la receta. Hace unos días mis padres han estado de vacaciones con los amigos en Menorca y como conocen mi obsesión con los buñuelos me hicieron fotos de unos que comieron en un restaurante que les gustaron un montón. Eran de sobrasada y queso de Mahón a la miel, que casualidad los ingredientes que más me gustan del mundo mundial! Muchas veces me he preguntado si yo tengo algo de balear en mi sangre porque soy una enamorada de todos sus productos estrella.  Esa combinación de salado y dulce me apasiona, así que al verlos me puse manos a la obra buscando una receta pero no encontré nada que se pareciera en algo a la información que tenía, así que hice una prueba buscando una masa dulce y  envolvente para conseguir que cubriera los ingredientes completamente al freírlos y evitar que se salieran y ...bingo!! Salieron y fueron los que más gustaron. Y como yo soy así de generosa y estoy muy contenta porque me salieron a la primera y no la cagué jajajaja aprovecho hoy para compartirlo con todos vosotros y dedicarla a la anfitriona del reto de hoy. Se trata de nuestra querida MJose, ibicenca de bandera y una gran amiga  y ya de paso a mis padres, que me dieron la idea y que  justo éste fin de semana querían hacer una cena con los amigos para ver las fotos del viaje y quería hacerlos para poder saborear sus días en esa bella isla.
  La segunda receta que os traigo es salada, lo que la hace perfecta para tomar como aperitivo, en un brunch...son de anchoas y queso de oveja. Es una receta del programa Cuines de tv3...ahora que me doy cuenta este programa de televisión es mi mayor fuente de recetas, cuando no sé dónde buscar, me meto en su página web y siempre salgo con dos mil ideas para poner en práctica.
Y los últimos tenían que ser dulces. Tenía unas manzanas en el frutero que estaban mirando para Cuenca y arrugadas como pasas, así que fueron carne de buñuelo. Salieron un montón, suficientes  para alimentar medio pueblo, así que usar la mitad de la receta o aprovechar  y hacer toda la masa y para regalar.
Para no perder la bonita costumbre de cada mes, hacerme el favor de ir a visitar a mis amigas para descubrir más recetas de buñuelos: Lourdes, Núria, Ly, MJose, Mercè y Rosa.
Preparar delantal limpio, cazuelas, aceite y demás utensilios y pongámonos a cocinar!

BUÑUELOS DE ANCHOAS Y QUESO DE OVEJA



INGREDIENTES

* 70g anchoas
* 90g harina blanca
* 60g mantequilla
* 150cl agua mineral
* 45g queso de oveja curado
* 2-3 huevos
* sal, pimienta negra
* aceite de girasol



ELABORACIÓN

1. Poner a cocer el agua, cuando rompa a hervir unir la mantequilla, cuando esté fundida, unir la harina e ir mezclando bien con la ayuda de una cuchara de palo, se formará una masa y cuando se despegue de las paredes y la base del cazo, retirar del fuego y dejarlo enfriar.
2. Una vez frío, unir uno a uno los huevos, mezclando bien antes de incorporar el siguiente. En la receta original utilizaban dos huevos, en mi caso tuve que unir un tercero pues la masa quedaba demasiado espesa y dura. Picar bien las anchoas y rallar el queso, unir a la masa y rectificar de sal y pimienta. Colocar la masa dentro de una manga pastelera, hacer un corte en la base de la manga y con los dedos mojados en aceite ir cogiendo porciones pequeñas e introducirlas en aceite de girasol bien caliente ( a 185°C) . Cuando estén dorados, retirar sobre papel de cocina. Emplatar y servir.

BUÑUELOS DE SOBRASADA, QUESO Y MIEL



INGREDIENTES

* 200g harina de fuerza
* 60g azúcar
* 15g levadura fresca de panadero
* 50g mantequilla
* 100ml leche
* 75ml cerveza
* 1 huevo
* 100g sobrasada ibérica
* 100g queso de Mahón ( yo queso Gruyere)
* miel


ELABORACIÓN




1. Calentar ligeramente la leche (24°C), unir el azúcar y la levadura fresca, mezclar bien. Unir la mantequilla derretida pero no caliente, la cerveza, la yema de huevo y  la harina tamizada. Mientras montar a punto de nieve la clara con un pellizco de sal. Mezclar una parte de la clara montada a la mezcla anterior, cuando la tengamos integrada unir el resto y mezclar con movimientos envolventes. Tapar la masa con papel film que entre en contacto con ella para evitar que se forme costra en la superficie y dejar levar hasta que doble el volumen.
2.  Cortar el queso en tacos cuadrados y envolverlos con sobrasada , hacer una bola con las manos y llevarlos al congelador como mínimo 30 minutos.
3. Una vez la masa haya levado, retirar las bolas de queso y sobrasada, pasarlas por miel y rebozarlas por la masa con la ayuda de un par de cucharas. Freírlas en aceite de girasol bien caliente ( 185°C) hasta dorar, retirar sobre papel de cocina y servir inmediatamente.

BUÑUELOS DE MANZANA



INGREDIENTES

* 500g harina blanca
* 3 manzanas grandes ralladas
* 150g azúcar
* 100ml anís dulce
* un pellizco de sal
* 3 huevos
* 1 limón
* 1 cucharada de extracto de vainilla
* 80g mantequilla
* 200ml leche
* 15g de levadura química
* 2 cucharadas de semillas de anís
* azúcar glass


ELABORACIÓN




1. Batir los huevos con el azúcar, cuando esté montado, unir el anís, la leche, ralladura de limón, mantequilla derretida, sal, semillas de anís, las manzanas ralladas y la harina con la levadura  tamizada. Mezclar todo muy bien hasta obtener una masa homogénea.
2. Calentar el aceite de girasol ( 185°C) y unir la piel de medio limón para aromatizarlo, cuando esté dorada retirarla. Con la ayuda de una cucharilla ir cogiendo porciones de la masa y freírlos. Cuando estén dorados, retirar y dejar sobre papel de cocina. Inmediatamente pasar por azúcar glass antes de que se enfríen.


Queda claro que me encantan estos mini bocados, ya sean salados o dulces son una tentación. Que os aproveche!!!


lunes, 9 de marzo de 2015

Bacalao con garbanzos!



    Estaría genial que alguien me explicara cómo es posible que unos mismos ingredientes que me encantan por separado a la que se mezclan ya solo el olor me tiran para atrás. Es curioso la verdad. Cuando era una enana y estábamos en cuaresma temía que llegara el viernes porque ya desde la calle podía oler que mi madre había cocinado potaje con bacalao, garbanzos y espinacas...era pensar en ello y se me revolvía el estómago! Todos los males del mundo mundial me entraban para evitar comer aquello, al final no me quedaba otra que sentarme y a comer si quería tener la semanada o que mi madre me comprara una ensaimada de merienda...y que queréis que os diga, yo por una ensaimada m-a-t-o!!! Con el paso del tiempo me he vuelto una enamorada de las legumbres y el pescado, pero justo ese potaje aún sigo sin encontrarle la gracia. Lo que pasaba es que mis padres eran unos forofos del dichoso potaje y lo cocinaba constantemente y claro tanto a mí como a mis hermanas nos poníamos negras sólo de pensar en la cuaresma. Mi hermana pequeña ha creado verdaderas guarrindongadas ( palabra que me encanta de Robin Food!) para poder engullirlo sin muchas caras de asco, como meterse plátano, mayonesa y tomate frito dentro del potaje jajajaja, no sé que era más asqueroso si el original o con los aderezos que le metía ella!! 
Pero ésta receta aún llevando los tres ingredientes malditos para mí, está elaborada de una forma que la comería todos los días. Es una receta que vi hace ya siglos en el programa Cuines de TV3 elaborada por Mey Hofmann, una chef que plato que hago, plato que es un éxito total. Cuando bajo a Barcelona no hay cosa que me guste más que ir a su tienda a comprar unos buenos croissants o cualquier dulce porque es un auténtico manjar. El secreto de ésta receta para quedar como reyes es conseguir el punto correcto de cocción del bacalao en su confitado y el sofrito hecho a fuego lento y con paciencia. Lo que está claro y como dice un referente para mí como es Enrique Sánchez del programa Cómetelo , que en la cocina no se pierde tiempo, se invierte !! Y tiene toda la razón del mundo, en un tiempo dónde todo el mundo va a mil por hora y no tiene tiempo ni de ir al wc, pasar un rato en la cocina, con buena música y buena compañía para hacer un sofrito como Dios manda, no tiene precio, el resultado final es para quitarse la boina! Así que no perdamos más tiempo con explicaciones, lo mejor que podemos hacer es ponernos el mandil, encender los fogones y ponernos manos a la obra.



INGREDIENTES

* 4 lomos de bacalao desalados
* 5 dientes de ajo
* 1 guindilla
* 1 hoja de laurel, tomillo fresco, perejil, azafrán
* 400g garbanzos cocidos
* 1 dl caldo de pescado
* 60g pimiento verde
* 200g cebolla
* 1 cucharada de azúcar
* 15g vinagre de Jerez
* 200g tomates
* piel de naranja
* 600g espinacas frescas
* 50g panceta fresca
* 50g uvas pasas
* 50g piñones

ELABORACIÓN




1. En un cazo con abundante aceite  poner 4 dientes de ajo, la guindilla, la hoja de laurel, las ramas de tomillo fresco y los lomos de bacalao y dejar confitar a 80°C durante 10-12 minutos, dependiendo el grosor de los lomos de bacalao. Reservar.
2. Preparar una picada con dos cucharadas de aceite, unas hebras de azafrán, un diente de ajo laminado y hojas frescas de perejil, triturar bien con el turmix. Reservar
3. Hacer el sofrito pochando la cebolla y el pimiento bien picado con un buen chorrito de aceite de oliva, cuando esté con un bonito color dorado, unir el azúcar y dejar caramelizar a fuego suave. Añadir el vinagre de Jerez, el tomate cortado a daditos, el tomillo y la piel de naranja, mezclar bien y dejar cocinar durante unos 15-20 minutos. Unir la picada, rectificar de sal y dejar cocinar un par de minutos más, retirar del fuego, desechar la piel de naranja y las ramas de tomillo y triturar, después pasar por un colador chino para obtener un sofrito bien fino.
4. En una sartén colocar el sofrito ya colado junto con los garbanzos ya cocidos y el caldo de pescado, rectificar de sal y dejar cocinar unos minutos.
5. En otra sartén con aceite de oliva saltear la panceta cortada a daditos, los piñones y las uvas pasas. Cuando los piñones estén dorados, unir las espinacas crudas limpias y bien secas, saltear un par de minutos. Salpimentar.
Emplatar colocando los garbanzos en la base, encima las espinacas salteadas y por último el lomo de bacalao coronado con unas hojas de espinacas fritas.

  Así sí que me como este bacalao, los garbanzos están para ponerles un pisito y las espinacas están de vicio, por lo que preparar más porque estoy segura que os pedirán repetir. Que os aproveche!!



miércoles, 4 de marzo de 2015

Citrus Pound Cake




   Vamos que nos vamos!! Hay que aprovechar que aún se encuentran sabrosos cítricos en el mercado para preparar éste delicioso bizcocho que va de maravilla para cualquier merienda, desayuno o como un precioso regalo para llevar a casa de los amigos y pasar la tarde con un buena taza de café. Yo no sé vosotros, pero yo no tiro nunca las pieles de los cítricos a la basura, siempre estoy con mi rallador en la mano dispuesta a no dejar ni un gramo en la naranja o quitarle a mis hijos las pieles cuando están pelando las mandarinas para luego marcarme una juliana y cocerla con un almíbar y luego al congelador. Soy mucho de aprovecharlo todo, no por nada, sino porque siempre va bien tener a un golpe de puerta de congelador ralladura de limón para un pastel por si ese día no tienes uno floreciendo en una esquina del cajón de la nevera. También es verdad que tengo dos arbolitos en casa, no es que den mucho, pero lo poquito que me dan me sabe tan bien que los trato como si fueran mis propios hijos. Mi marido se parte de risa cuando me ve regando y poniendo tanto mimo a mis árboles frutales, dice que de mayor también quiere ser un limonero para recibir mucho cariño por mi parte jajaja. Desde el mes de octubre que los tengo dentro de casa, si los dejara fuera a éstas alturas ya los tendría en el otro barrio. No soportan las bajas temperaturas, así que como los tengo en unos maceteros de esos gigantes con ruedas, a la que veo que las noches son frías para adentro que se vienen.




   Siempre había oído que las mejores frutas de España iban a parar al extranjero...pues siento deciros que eso es una mentira como una casa. He vivido en Inglaterra, en Suiza y en algún que otro país por menos tiempo, pero el suficiente para ir de compras a cualquier supermercado y comprobar que la fruta es caca de la vaca. Preciosa a la vista pero insípida, simplona y que cantan a maduración en cámara. Es una pena, porque las ves allí colocadas y te imaginas lo buenas que podrían ser, pero ya sólo al tocarlas y olerlas te das cuenta que le huelen más los pies al hombre que tienes al lado pillando mandarinas que la naranja que tienes pegada a la napia. Estoy deseando que llegue el buen tiempo para coger el coche e irme a un mercado de Zurich que me encanta, no es muy grande , pero hay un puesto que lleva una familia italiana que me vuelve loca. Me lo llevaría todo la verdad. Traen unos limones de la costa amalfitana que te quitan el sentido, unas naranjas que huelen incluso cuando llegas al mercado y  aparcas el coche en el parquing que está a un kilómetro del puesto, los tomates son tan buenos que se les podría montar hasta un piso!. Me recuerda mucho al mercado donde va mi madre. Es que no hay nada como ir a los mercados a comprar, eso de encontrar productos de proximidad , sin intermediarios, sabiendo que por la mañana estaban en la tierra y que a las pocas horas los puedes tener en tu cazuela no tiene precio. Así que aprovecho la coyuntura para pediros que visitéis y compréis en los mercados.
Encendemos el horno y nos ponemos el delantal? Vamos!

INGREDIENTES





* 1 1/2 taza de harina de repostería
* 1 cucharadita de levadura química
* 1/4 cucharadita de bicarbonato
* 1 1/2 taza de azúcar 
* 2 cucharaditas de ralladura de naranja
* 1 cucharadita de ralladura de limón
* 1 cucharadita de ralladura de pomelo
* 1/2 cucharadita de ralladura de lima
*  160g mantequilla
* 180g queso crema
* 3 huevos
* 1 cucharadita de extracto de vainilla
* 1/4 taza de zumo de limón ( ingrediente para elaborar un jarabe)

Glaseado

* 1 1/4 taza azúcar glass
* 1/2 cucharadita de ralladura de limón
* 1/2 cucharadita ralladura naranja
* 1/2 cucharadita ralladura pomelo
* 1/4 cucharadita ralladura lima
* 2 cucharadas de zumo naranja
* 1 1/2 cucharadita zumo limón
* 1/2 cucharadita zumo pomelo
* 1 cucharadita zumo lima



ELABORACIÓN

1. Pre calentar el horno a 180°C y encamisar el molde.
2. Tamizar la harina, sal, bicarbonato y la levadura química.
Mezclar 1 1/4 taza de azúcar con las diferentes ralladuras de cítricos y reservar.
3. Con la ayuda de unas varillas eléctricas batir el queso crema con la mantequilla hasta obtener una crema ligera, ir uniendo el azúcar aromatizada poco a poco y continuar batiendo, disminuir la velocidad e ir incorporando la mezcla de los ingredientes secos ( harina, levadura..). Verter la mezcla en el molde y hornear de 60-70 minutos. Pinchar el bizcocho para comprobar que está cocido con un palo de brochetas, si sale sucio dejar hornear 10 minutos más.
Dejar enfriar en el molde.
4. Preparar el jarabe: llevar a ebullición  1/4 taza de azúcar y el zumo de limón y mantenerlo al fuego hasta conseguir la consistencia de un jarabe. Perforar con una brocheta la superficie del bizcocho una vez horneado y mientras esté dentro del molde  y mojar con el jarabe para que lo absorba en su totalidad.
5. Preparar el glaseado mezclando todos los ingredientes. Colocar unas rodajas finas de naranja sobre el bizcocho y glasearlo.

  Es un bizcocho especial, el toque del queso crema, el jarabe que se filtra por el interior del pastel y luego el glaseado hacen de ésta receta una de mis preferidas. Que os aproveche!!  

miércoles, 25 de febrero de 2015

Pan Flor relleno!!!

   

   Como el buen tiempo se resiste a llegar a éstas tierras, no me ha quedado otro remedio que hacerme unas flores de pan para alegrar nuestros estómagos y poner un toque natural a mi casa. Tendríais que ver la de flores que llego a comprar para hacerme la tonta ilusión de que ya estamos en primavera. Se está haciendo de rogar la muy caprichosa!! Que ya lo seeee, que hasta dentro de un mes no llega oficialmente, pero estoy cansada de escuchar en la radio o leer en los periódicos que hay zonas de España que las temperaturas llegan hasta los 18ªC, brrrrrrr... ahora mismo estoy rayando el parquet con los dientes de pura envidia cochina que tengo. El sábado estuvo nevando aquí, y estos días por la mañana no superamos los 0°C, una auténtica gozada para mi cutis! Estirado lo tengo, pero como siga así mucho tiempo se me va a rajar de tanta tirantez y voy a parecer una de las actrices de la serie Walking Dead y por ahí no paso, que yo tengo ya una reputación en el pueblo jajajajaja!! Hoy ha salido el sol, pero hace rasca. Han montado la fiesta de carnaval en el cole y al menos no ha deslucido y los peques han podido ir con zapatos chulos en vez de las dichosas botas de nieve, que serán super prácticas pero son feas de narices. Con lo guapa que iba mi hija con su vestido de la princesa Bella y el super peinado que le he hecho como para estropearle el look con las super botas!! jajajaja ha salido tan presumida como su madre. 
Estos panes son una delicia, los vi en pinterest y desde entonces que no he parado de hacerlos. Sólo os recomiendo algo, no se os ocurra preparar sólo la cantidad que os indico, hacer el doble o el triple, no sobra ni uno!. Ayer mi hijo y mi marido estuvieron peleándose  por la última flor de pan, así que hoy me ha tocado preparar más. A cambio ya he pedido dos ramos de tulipanes jajaja, yo no pierdo ni una para alegrar mi casa con flores naturales. Si es que dan una luz y una alegría!  Lo bueno de éste pan es que lo podéis rellenar de aquello que os guste más o dejarlos sin nada, quedan geniales de cualquier forma. Os dejo un paso a paso con las fotos, es realmente fácil  pero por si os entran dudas o simplemente porque una imagen vale más que mil palabras. Los he rellenado de queso a las finas hierbas y otros de crema de cacao, el secreto es el pan, que debe ser una masa de pan dulce. Yo he utilizado mi receta favorita, de pinterest sólo me quedé con las fotos de cómo hacer las flores. Eso es lo genial de internet,  buscar,ver,  descubrir , utilizar aquellas recetas que os funcionan y a jugar con la masa. Nos ponemos el delantal, nos lavamos las manos y nos ponemos en marcha? Pues vamos a hornear!

FLORES DE PAN RELLENAS

INGREDIENTES

* 500g harina panificable
* 20g levadura fresca de panadero
* 2 cucharadas soperas de azúcar
* 1 cucharadita de sal
* 250ml de leche tibia
* 65 g de mantequilla
* 1 cucharada de miel
* 1 yema de huevo
* sésamo y azúcar

ELABORACIÓN




1. En un bol pequeño mezclar una cucharada de azúcar con la levadura y un chorrito de leche. Remover bien y dejar fermentar unos 10 minutos. Si en éste tiempo no se forman burbujas y no fermenta es que la levadura no está activa. De esta forma conseguimos comprobar la actividad de la levadura sin tener que mezclarla con el resto de ingredientes y no tener que desechar todo el conjunto.
2. En un bol amplio mezclar la harina, la otra cucharada de azúcar, la miel, la sal, la mantequilla derretida y a temperatura ambiente y la leche tibia. Comenzar a mezclar con una cucharada de madera, unir entonces la levadura  fermentada. Seguir amasando hasta obtener un compuesto homogéneo y elástico. Esto se consigue amasando entre 8-10 minutos seguidos  o realizando cortos amasados de medio minuto y dejando reposar la masa dentro del bol durante 10 minutos. Repetir esta operación tres veces respetando los diez minutos de reposo. Una vez obtengamos una masa lisa y homogénea, formamos una bola con ella y la  devolvemos al bol ligeramente aceitado, cubrir con papel film y dejarla levar en un lugar sin corrientes de aire hasta que doble su volumen.



3. Volcar la masa sobre la superficie de trabajo y dividirla en 12 porciones de igual tamaño. Aplastar cada bola y colocar el relleno elegido en el centro ( crema de queso, crema de cacao o salsa de tomate con atún y aceitunas bien picadas por ejemplo), cerrar la bola de masa dejando el relleno bien encerrado en su interior y colocarlo sobre la bandeja de horno cubierta con papel parafinado. Con la ayuda de un cuchillo, hacer cortes sin llegar al centro. Dar una vuelta a los cortes dejando el relleno hacia arriba y a la vista. Hacer lo mismo con el resto de bolas. Taparlas con papel film y dejar en un lugar sin corrientes de aire ( dentro del horno a la temperatura más baja que tengáis es perfecto) hasta que doblen su volumen ( unos 25-35 minutos). Transcurrido el tiempo, pintar con la mezcla de una yema de huevo y una cucharada de leche, a los rellenos de queso colocar en el centro de la flor el sésamo y en los de chocolate azúcar.
Hornear a 200°C durante 20 minutos.

   Para una merienda, un desayuno de domingo, para llevar de picnic, un brunch...yo creo que es perfecto para cualquier momento. Es una receta diez, bonita, resultona y deliciosa. Que os aproveche!

jueves, 19 de febrero de 2015

Callos con Garbanzos




   Que digo yo que mucho glamour con esta entrada no es que traiga hoy, justo después de San Valentín  dónde la red se vio invadida con doscientas mil recetas en forma de corazón y el estreno de la película que no pienso ir a ver de  50 sombras de Grey, unos callos con garbanzos pegan como un huevo a una castaña...peeeeerooooo ya me encargaré yo de elevar éste plato a las alturas !. Desde que tengo memoria, los callos me han encantado. Recuerdo ir de tapas con mis padres y desear ver esa cazuelita de barro llena de esa rebosante salsa,pescando con los palillos los callos y creando barquitos de pan que para mí era lo mejor de lo mejor. Me chiflan, no lo puedo remediar. Mi tía-abuela Mercedes era la reina de los callos, mirar que he comido en infinidad de sitios, pues como los que preparaba ella no los he comido en ningún lugar.  Mis padres siempre cuentan la misma anécdota jajaja, resulta que mi padre estudió la carrera en Madrid y vivió durante todos esos años en casa de mi tía, así que cuando mi madre podía se desplazaba hasta allí para pasar días de fiesta o fines de semana largos, y como gente que le gusta disfrutar de la vida salían junto a los primos a quemar la noche madrileña. Cuando querían regresar a casa eran las tantas de la madrugada y todos llegaban con un hambre terrible, vamos, que se hubieran comido la mesa camilla en un caso de necesidad extrema. Encima aquel día la casa olía de maravilla a callos, así que todos buscando en la cocina, en la nevera, dentro de los armarios, por todas partes la super cazuela de doscientos quilos de callos con garbanzos que con todo el amor del mundo había preparado mi tía, pero nada, después de buscar por todas partes no la encontraron. Frustrados se fueron a dormir, y al día siguiente mientras mi tía se tomaba su té moruno con una sonrisa de oreja a oreja les preguntaba por la noche anterior, que tal se lo habían pasado, les soltaba con su voz nasal característica..." supongo que no encontrasteis los callos verdad? " y todos con cara de no haber roto un plato y como si jamás de la vida se les hubiera ocurrido zamparse la comida del domingo contestaban un no rotundo , ella muerta de risa les soltaba que como los conocía tan bien, se había llevado la cazuela y la había escondido debajo de su cama para evitar tentaciones!! jajajajaja, yo me imagino la cara de todos y me parto!. A quién se le ocurriría meterlos debajo de la cama jajajaja, suerte que entonces no había calefacción y eran noches frías porque aquello podría haber fermentado y todo. En mi casa seguro, porque la calefacción va por el suelo jajajaja, hubieran cocido toda la noche!!

   Esta es una receta de esas que por cuatro duros das de comer a un regimiento. Aquí no es tan barato, porque para comprarlos me tengo que hacer casi cuarenta quilómetros jajaja pero vale la pena. Por si quién me lee vive por Suiza y no tiene ni idea de dónde comprarlos, pues ya estoy yo para informarte que tanto en Migros como en Manor Food los puedes adquirir. Sólo de ternera ( que por cierto son los únicos que me gustan), de cerdo no he sido capaz de encontrarlos. Aquí son un poco más especiales con el tema de la casquería, pero imagino que con la llegada de tanto emigrante y viendo la demanda que existe pues se han puesto las pilas y cada día es más fácil encontrar este tipo de productos. Hace casi ya 14 años cuando yo llegué a Suiza, comprar casquería era bastante más complicado. Recuerdo la primera vez que compré hígado y al ir a pagar la cajera me miró con una sonrisa de oreja a oreja diciéndome lo contento que estaría mi gatito con la comida que le prepararía con el hígado jajajaja. Si era para mí!!!!! Endebé!!!! Y encima con lo poco que me gustan a mí los mininos, los perros sí, pero los gatos no me gustan demasiado que digamos. Aquí son los únicos seres vivos que te encuentras por las calles de mi pueblo. Casi todos mis vecinos tienen gatos y me tienen frita con sus paseos y los regalitos que me dejan en mi jardín...brrrrrr .
El único inconveniente que tienen los callos es el tiempo que se tarda en prepararlos, fuera de eso es un verdadero placer cocinarlos y luego saborearlos al día siguiente mucho mejor que el mismo día. Yo a más de uno y de dos ( por ejemplo al yogurín con cara de no haber ido al lavabo en tres meses del actor de las 50 sombras de Grey ) les pondría un buen plato para que se animaran y pusieran una sonrisa de satisfacción en su rostro jajaja, si es que no hay nada más atractivo que ver a tu maromo, amante o amigo con derecho a roce comiendo unos callos mientras le regalima la salsa por la barbilla y deja el super medallón en la camisa!! Y allí es dónde entramos nosotras para desabrochar lo que haga falta para limpiar a conciencia! Como dice mi amigo Xavi, no hay nada más sexy jajaja, con el toque final del palillo para poner la guinda al pastel. Es el toque sado-maso de la receta, que puede haber más sexual que jugar a clavar el palillo y juguetear jajajajaja. Os tengo que avisar que la magia puede desaparecer en algún momento por culpa de los efectos gaseosos de los garbanzos, esto es algo que puede dar velocidad al asunto o frenarlo, según la sensibilidad de la pituitaria de los que juegan a sombrear, pero vamos, que se abre la ventana, unos segundos para que se ventile el ambiente y hasta el siguiente apretón jajajajajaja. Veis que después de todo tiene glamour la receta????? Seguro que éste fin de semana en muchas casas va a ver callos para comer!!!.

CALLOS CON GARBANZOS



INGREDIENTES

* 1kg callos de ternera
* 1 hueso de rodilla
* 1 hueso de jamón
* 2 manitas de cerdo
* 1/2 kg de morro de ternera
* 1 cebolla
* 1 puerro
* 1 zanahoria
* 2 tomates grandes
* 2 dientes de ajo
* 2 cebollas medianas
* 2 cucharadas de pimentón de la Vera ( dulce o picante)
* 1 guindilla seca
* 3 cucharadas de pulpa de pimiento choricero
* 1 copa de vino blanco
* 2 hojas de laurel
* granos de comino
* granos de pimienta
* 800g garbanzos
* 1 chorizo
* 1 morcilla


ELABORACIÓN





1. Poner a a remojo los garbanzos en la víspera.
2. Limpiar bien los callos previamente troceados con sal y zumo de medio limón masajeando bien. Limpiarlos en agua fría cinco veces, cambiando cada vez el agua. Colocarlos en la olla rápida junto con las manitas de cerdo y el morro partiendo de agua fría y sin tapar, en cuanto comiencen a hervir, dejarlos cocer durante 3 minutos para blanquearlos y limpiarlos. Desechar el agua, refrescarlos bien con agua fría. Mientras limpiar bien la olla, introducir de nuevo los callos, las manitas y el morro ya blanqueados,  el hueso de rodilla, el hueso de jamón, la cebolla pelada, el puerro limpio y entero y la zanahoria, las hojas de laurel, los granos de comino  y de pimienta ( al gusto) y cubrir con agua fría .Cuando comience a hervir, des espumar y  colocar la tapa, cerrar y cuando salga el vapor, bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar durante 45 minutos. Transcurrido el tiempo, dejar salir todo el vapor, abrir la tapa y unir los garbanzos y retirar las verduras que colocaremos en un vaso batidor. Cerrar de nuevo y dejar cocer otros 45 minutos más. De nuevo, dejar que salga todo el vapor, abrir la cazuela e introducir el chorizo y la morcilla enteros y sin pinchar. Tapar y dejar cocer 10 minutos más. 
3. En una sartén pochar la cebolla y los ajos picados en juliana y la guindilla ( esto si os gusta el toque picante) unir después de 10 minutos el pimentón, sofreír e inmediatamente unir los tomates troceados y la pulpa de pimiento choricero para evitar que amargue y se queme el pimentón, dejar pochar bien, Unir el vino blanco y dejar reducir unos minutos. Unir todo el sofrito a las verduras hervidas al vaso batidor. Triturar bien con el turmix y reservar.
4. Retirar las manitas de cerdo para deshuesarlas.  El morro trocearlo. Retirar el hueso de rodilla y el de jamón. Hacer lo mismo con la morcilla y los chorizos, trocearlos. Reservar.
5. Unir el sofrito triturado a la cazuela, igual que las manitas y el morro troceado. Dejar cocinar 15 minutos y unir entonces los trozos de chorizo y morcilla. Servir bien caliente. 

  Una buena hogaza de pan ( si es casero muchísimo mejor), un buen vino o una cerveza bien fría, esto en función del gusto del personal, unas patatas fritas, buena compañía o en pareja con muchas velas encendidas, y os garantizo salir por la puerta grande jajajaja. Que os aproveche!!!

martes, 10 de febrero de 2015

Chucherías caseras y las Cooking Challenge!!



   Si yo les pregunto a mis hijos que quieren para merendar lo tienen clarísimo...siempre estarían comiendo chucherías. Así que ya os podéis imaginar lo contentos que se pusieron cuando les dije que el reto para el mes de febrero propuesto por mi querida amiga Maragda eran nada más y nada menos que chuches caseras. Han estado presentes en cada una de sus elaboraciones, no se han despegado de mí ni con aguarrás, deseando probar, aconsejándome con los moldes, los azucarillos de las piruletas y los sabores...vamos, lo nunca visto. Ya me gustaría que mostraran el mismo interés cuando preparo coliflor gratinada jajajajajaja si los quiero lejos es la receta perfecta para que no me molesten mientras estoy cocinando. Lo cierto, es que he disfrutado mucho buscando y luego poniendo en práctica lo visto. Aquí estamos en pleno ecuador de las vacaciones de invierno, y aunque la semana pasada fue un desastre completo por el mal tiempo, la nieve, el frío y las bronquitis y neumonías varias que han sufrido los miembros de mi familia, en esta en cambio hay una diferencia significativa que me tiene con el contento subido...ha salido el sol!!! En serio, yo aún no me lo creo jajajaja, hoy he ido con mis hijos a la montaña ( está aquí al lado) para pasear, que se tiraran en trineo y yo tomar el solecito...que gustazo!! Seguro que estáis leyendo y pensando que menuda tontería hablar del sol, pero cuando tienes falta de él como nosotros, cuando ves que pasan las semanas y solo ves niebla, cielos grises, nieve y la cara del vecino revenida y de un tono blanco-verde nuclear se te caen los colindrones a los pies, y eso que yo no tengo. Por eso cuando leí que íbamos a disfrutar de los rayos del astro rey por poco no me da un patatús. Es un pecado quedarse en casa, hay que abrigarse bien y salir aunque sea al jardín. Confieso que el reto me ha pillado en bragas este mes, jajajaja, mejor eso que sin nada no?, mi cargo de enfermera familiar me ha quitado un montón de tiempo y en parte me alegro porque al menos hoy he podido hacer fotos fuera y con luz, un lujo total.



   Os debo confesar que yo no soy mucho de chucherías, donde se ponga un buen bocata de jamón ibérico que se quite todo lo demás. Algunos fines de semana hacemos en casa el día del cine, así que mis hijos me escriben una lista interminable de chuches para hacerlo todo más real, y si te pones a mirar la de guarradas que llevan en su composición es que no les dejaría ni asomarse al pasillo del supermercado para evitar que se metan entre pecho y espalda tanta porquería. Una de las recetas que os traigo hoy es una fija de mi recetario, son las tiras de fruta. La encontré por casualidad viendo un programa de jardinería americano, con los restos de fruta usaban éste método como aprovechamiento y luego encontré muchos blogs con las recetas exactas. Normalmente las hago de manzanas y canela, pero como mis retoños elegían la he cambiado. Es pura fruta, no lleva absolutamente nada más, bueno, miento porque lleva una cucharada de miel, edulcorante natural, así que es la receta perfecta para que los más peques de la casa, coman todo tipo de fruta y de una forma divertida.
Con los caramelos de toffe ha sido con los que me he llevado una mayor sorpresa, pues ha resultado super fácil, rápido y el resultado me ha encantado. Como los auténticos se pegan en toda la dentadura pero al menos son naturales y sin aditivos. Si tienes dentadura postiza ni se te ocurra comerlos jajajaja, las reclamaciones a vosotros mismos! Los corazones de gelatina han sido un auténtico fiasco jajajajaja, yo también la cago en la cocina no os vayáis a pensar! La vi en youtube y mi hijo se quedó alucinado, así que seguí todas las instrucciones al pie de la letra pero no ha salido como se suponía. Buena está, pero no era lo que yo quería. Se suponía que quedaban dos colores, el blanco de los marshmallows y el de la gelatina, a mí me ha quedado sólo uno jajajaja. Al parecer mis ingredientes han hecho buenas migas y no se han querido separar.  Las piruletas son un clásico, se pueden teñir con colorante el caramelo y unir diferentes sabores, es genial poder personalizarlas. Esta es la única receta que no pueden ayudar los peques, ya sabéis que el caramelo produce las peores quemaduras en la cocina, así que cuando estéis liados con las piruletas todo el mundo alejados de los fogones. Y para terminar mis preferidas, os confieso que si me ponen delante bombones de chocolate o estos bastones de naranja lo tengo claro, dónde se ponga un cítrico que se quite todo lo demás. Si no os importa añadir más calorías al asunto, os aconsejo que bañéis estos bastoncitos de naranja en chocolate para rizar el rizo.
Creo que cinco recetas no está nada mal no? por si os habéis quedado con ganas de muchas más no hace falta que os diga que debéis hacer, las cocinas de mis queridas cookings están abiertas de par en par para mostraros sus maravillosas chucherías caseras : Lourdes, Núria, Ly, Rosa, Maragda, MJose y Mercè.



TIRAS DE FRUTA AZUCARADAS




INGREDIENTES

* 500g fresas
* 2 cucharadas de zumo de limón
* 1 cucharada de miel

ELABORACIÓN



1. Pre calentar el horno a 80°C.
2. Triturar las fresas junto con la miel y el zumo de limón. Si lo deseáis podéis colar el puré de frutas. Yo lo he dejado tal cual. En una bandeja de horno cubierta con papel de horno, verter el puré de frutas creando una capa homogénea y fina. Dejarla secar en el horno durante 3-4 horas, sabremos cuando está listo cuando al tocar no está pegajoso. Retirar del horno y con la ayuda de un corta pizzas o tijeras, cortar tiras anchas de fruta con papel incluido, enrollar bien. Mantener en una caja metálica. En el momento de comer, retirar el papel y a disfrutar!


CARAMELOS AL MICROONDAS




INGREDIENTES

* 1/2 taza de light corn syrup ( abajo os indico una receta para hacerlo en casa)
* 80g mantequilla
* 1/2 taza de leche condensada
* 1/2 taza de azúcar blanca
* 1/2 taza de azúcar moreno
* 1/4 cucharadita de sal
* escamas de sal

ELABORACIÓN




1. Mezclar todos los ingredientes en un bol amplio apto para el microondas. Cocinar durante 6- 8 minutos a 800w , retirando el bol y mezclando bien cada dos minutos. A los 6 minutos comprobar la temperatura del caramelo, si está a 115 °G ya lo tenéis listo, si no es así, volver a introducirlo en el micro 20 segundos más, así hasta conseguir la temperatura adecuada.  Una vez cocinado, verter la mezcla sobre un molde cubierto con papel de horno aceitado, esparcir escamas de sal y  dejar enfriar y 2 horas a la nevera. Una vez duro, retirar del frigo y cortar en cuadrados.

2. Receta de light corn syrup-  En una olla colocar 1 1/4 taza de azúcar y 1/3 de taza de agua, mezclar bien y llevar a ebullición, reducir a fuego lento y dejar cocinar hasta que se convierta en un jarabe.



GELATINA ESPECIAL



INGREDIENTES

* 1 paquete de gelatina con sabor fresa
* 1/2 taza de marshmallows ( nubes blancas)

ELABORACIÓN



1. Engrasar bien un molde rectangular. En un bol apto para el microondas, mezclar la gelatina con 250ml de agua, dejarlo cocinar en el micro 1 minuto. Retirar, mezclar bien e introducir de nuevo otro minuto. Retirar y mezclar bien asegurándonos que la gelatina se ha disuelto. Unir los marshmallows troceados pequeños y de nuevo al microondas entre 20-40 segundos, no exceder este tiempo. Retirar y mezclar bien con unas varillas  hasta que las nubes se hayan integrado. Poner la mezcla en el molde preparado con antelación. Llevar a la nevera 1 hora.
2. Con cuidado voltear el molde y con la ayuda de corta pastas formar las gominolas.


BASTONCITOS DE CÍTRICOS AZUCARADOS



INGREDIENTES

* pieles de naranja, pomelo, limón
* 1 taza de azúcar
* 1 taza de agua
* azúcar blanquilla

ELABORACIÓN



1. Aprovechar las pieles de los cítricos, dejando parte de la zona blanca. Cortar en bastones y dejar cocer en agua hasta que se ablanden ( 15 minutos más o menos, cambiando el agua cada 5 minutos por agua limpia). Colar y reservar.
2. En un cazo unir la taza de agua con la de azúcar, cuando arranque el hervor y se haya disuelto el azúcar unir los bastones de cítricos previamente cocinados. Dejar cocer 15 minutos más. Retirar y colocar sobre una rejilla, introducir en el horno a 80°G hasta secar. Pasar por azúcar y servir.


PIRULETAS PERSONALIZADAS




INGREDIENTES

* 2 tazas de azúcar
* 2/3 taza de light corn syrup
* 2 cucharaditas de extracto de vainilla
* 1/4 taza de agua

ELABORACIÓN



1. Preparar dos hojas de silpat , y tener listos los palitos de las piruletas y los azucarillos de colores.
2. En un cazo mezclar el azúcar, corn syrup y el agua y llevar a ebullición. Colocar el termómetro para ir controlando la temperatura, lo mismo que ayudarse de una brocha mojada en agua para ir limpiando las paredes del cazo para evitar que se formen cristales de azúcar. En el momento que alcance la temperatura de 154°G , retirar el cazo del fuego, sumergirlo en agua fría, secar bien la base del cazo y formar las piruletas vertiendo el caramelo con cuidado formando un círculo, inmediatamente colocar el palito y espolvorear los azucarillos decorativos. Dejar enfriar y a disfrutar.
Tener mucho cuidado con el caramelo!


   Pues reto conseguido, o al menos eso creo yo. Me han quedado un par de recetas en el tintero, como siempre jajajaja, que raro, pero creo que ya tendré otra ocasión para mostrarlas aquí. Que os aproveche!!

Related Posts with Thumbnails